Angelina Jolie y Brad Pitt continúan su estancia en Alemania, donde llegaron procedentes de Londres tras su paso por el Foro Económico Mundial de Davos (Suiza). La pareja pasa uno días de descanso previos a la inauguración del prestigioso Festival de Cine de Berlín próximamente y ha aprovechado su estancia para concretar algunas cuestiones como la construcción del que podría ser su nuevo hogar en Malibú -al parecer se han reunido con los arquitectos Lars Kruckeberg, Thomas Willemeit, y Wolfram Putz, que ya construyeron la mansión de Jennifer Aniston y Brad Pitt quien, apasionado de la arquitectura, les considera los mejores del mundo-. Y acompañados por Maddox y Zahara (los niños, como informamos con anterioridad, llevan ya el apellido del actor) la pareja, que espera su primer hijo en común para junio (algunos medios apunta a que serán gemelos, mientras otros aseguran que es un varón que recibirá el nombre de William), ha llevado una vida totalmente familiar, como viene haciendo desde hace meses.

Los cuatro -pronto cinco- forman una piña y todos los planes de Angelina y Brad giran entorno a los pequeños. Su estancia en Berlín -presumiblemente se reunirán con su gran amigo George Clooney- tan sólo pasó desapercibida unas horas y ahora cualquiera de sus movimientos se ha convertido en todo un acontecimiento en la ciudad: que si la actriz visita una juguetería, que sin cenan en el restaurante Nola's, que si se alojan en el hotel Regent, que si llevan a los niños a un parque infantil, que si una exasperada fan de Jennifer Aniston intentó agredir a Angelina llamándola ‘robamaridos’ entre otras cosas, y tuvieron que intervenir sus guardaespaldas para defender a la actriz…

Cuando los rumores sobre su boda son cada vez más insistentes, una revista estadounidense, Globe’s Leon Wagener, ha publicado unas declaraciones de la actriz en las que asegura que después de dos matrimonios fallidos no tiene intención de volverse a casar: "Nunca me casaré. Brad ha tenido un divorcio y yo, ya me he divorciado dos veces, así que el matrimonio no es algo que esté considerando", dice la estrella, que sin embargo desea seguir ampliando la familia: "Me encantaría seguir adoptando niños y continuar viajando", señaló en un reciente programa de televisión. Para establecerse podrían, como decíamos, construirse una gran casa en Malibú, y según algunos rotativos británicos, después de vender la propiedad de Angelina en el condado de Buckingham (donde vivió tres años con Maddox) por 21 millones de euros, quieren comprar también una exclusiva mansión en Londres muy cerca de la que tiene Madonna para usarla como "base de operaciones" durante sus visitas a Europa.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más