La moda que se lleva en los Goya

Ver a Alex de la Iglesia con esmoquin -y mucho más delgado- no causó sorpresa, sino casi una conmoción. El cambio del look del director anunciaba una tendencia a agradecer entre los asistentes masculinos. No en vano la invitación de la Academia reza "de rigurosa etiqueta" aunque muchos pasen por alto ese punto. Desde Oscar Jaenada, a la vanguardia con un Davidelfin, hasta el elegante clasicismo de Alterio, con un Dior Homme, o los Hugo Boss de Sbaraglia y Carmelo Gómez, así como la impoluta presencia a lo Oscar de Antonio Banderas, los hombre marcaron estilo.

En cuanto a ellas, hubo también para todos los gustos. Desde el llamativo vestido firmado por Agatha Ruiz de la Prada que eligió la ministra de Cultura, Carmen Calvo, al mini vestido de Candela Peña. Carolina Herrera firmó por ejemplo los trajes de Belén Rueda -brazalete y pendientes de Bulgari- y Pilar López de Ayala, que llevó el mismo modelo que Renée Zellweger lució el año pasado en los Oscar; Letizia Dolera, muy futurista, llevaba una creación de Josep Font, Elsa Pataky de Nina Ricci, Goya Toledo y Sylvia Abascal de Valentino ambas, Maribel Verdú llamó la atención con un Chanel casi idéntico al que llevó Carlota Casiraghi durante la entronización de su tío Alberto y joyas de Bulgari, Verónica Sánchez, de Pilar Ruiz, y con joyas de Bárcena (collar de platino y cristal de roca de los años cincuenta acompañando un solo pendiente de platino con un diamante años veinte. Y un anillo de platino años treinta con una piedra central de 3.10 quilates (este último valorado en treinta mil euros);

Aitana Sánchez Gijón , de La Perla, lucía pendientes de finales del siglo XIX de oro, plata y brillantes, sortija retro y una pulsera art-decó de Bárcena (la misma firma de joyería elegida poo Miriam Díaz Aroca y Mabel Lozano).

Más sobre: