Nicole Kidman, nombrada embajadora de buena voluntad de la ONU

Nicole Kidman no se conforma con ser una de las actrices mejor pagadas del mundo. Ni siquiera con que su nombre circule a menudo entre las candidatas a los Oscar. Ella quiere algo más: ser valorada como mujer comprometida con su tiempo. Y, por el momento, lo ha logrado. La actriz australiana será Embajadora de Buena Voluntad de Naciones Unidas y trabajará con el Fondo de Desarrollo para las Mujeres de la ONU (UNIFEM). Su trabajo se enfocará a "preocupaciones de género, como poner fin a la violencia en contra de las mujeres", anunció la ONU en un comunicado. "Me siento honrada de que UNIFEM me haya pedido ser Embajadora de Buena Voluntad y espero que surja una relación cercana y de larga duración", dijo Nicole Kidman en una conferencia de prensa en la sede de Naciones Unidas en Nueva York, donde curiosamente rodó hace unos meses la película La Intérprete junto a Sean Penn.

La actriz se une con esta misión humanitaria a la princesa Basma de Jordania, cuyo trabajo se enfoca al Medio Oriente, y Phoebe Asiyo, del parlamento de Kenia, como embajadoras de UNIFEM y a otras compañeras de profesión en la labor de promocionar las acciones de las distintas agencias de la ONU como Angelina Jolie, que es Embajadora de Buena Voluntad de ACNUR.

La protagonista de Moulin Rouge, recibió además este jueves el honor más alto que concede el Gobierno de Australia a un civil, por sus contribuciones a las artes y su trabajo humanitario.

Más sobre: