Penélope Cruz: de bandida a 'caballero'

De forajida a caballera. Además de presentar en París junto a Salma Hayek la película Bandiadas que rodó en México a las ordenes del francés Luc Besson, Penélope Cruz recibió de mano el ministro francés de Cultura, Renaud Donnedieu de Vabres, la distinción de Comendadora de las Orden de las Artes y las Letras de Francia en reconocimiento a su labor profesional. Al acto asistieron unos ciento cincuenta invitados, entre los que se encontraban tanto la actriz mexicana como la hermana de Penélope, Mónica Cruz y la madre de ambas, Encarna.

Donnedieu de Vabres evocó "la admiración" que suscita la intérprete española "en todo el mundo", donde es conocida y "reconocida como encarnación de la belleza y del encanto, pero también como fuerza de identidad y carácter, de las emociones y de las pasiones que imprime a sus personajes". Penélope con una sonrisa emocionada respondió: "A partir de ahora haré todo lo posible para que no tengan que lamentarlo. Su Gobierno y usted me hacen este inmenso honor. Siento una emoción muy fuerte. Amo a Francia y su cultura. Estar aquí, en París, en la capital cultural del mundo, para recibir una distinción que no estoy segura de merecer, es algo que la niña de Alcobendas nunca habría osado soñar" que en su discurso recordó en varias ocasiones sus orígenes: "de niña sólo tenía un sueño en la cabeza, ser actriz y ejercer un oficio que pudiese hacer feliz a la gente. A los dieciséis años, ese sueño comenzó a ser realidad, y hoy quince años después, tengo el sentimiento de que la vida ha sido muy generosa conmigo". No ocultó Penélope que se sentía ‘muy contenta y nerviosa y honrada".

Una auténtica sensación han causado Penélope Cruz y Salma Hayek, las dos ‘bombas latinas’, tal y como se las llama en Francia, durante su estancia en el país galo en sus apariciones en la radio y la televisión. Juntas asistieron como decíamos, al preestreno de Bandidas y participaron en el marco de la exhaustiva campaña de promoción en un encuentro con los espectadores franceses en la librería FNAC-Les Halles donde provocaron una auténtica revolución. Penélope además presidió junto al cineasta y dibujante Enki Bilal una subasta de fotografías tomadas por artistas y profesionales durante el festival de Cannes a beneficio de la Cruz Roja francesa, a Handicap Internacional y a la asociación Starlight Starbright Children.

Más sobre: