Nicole Kidman sigue luciendo su supuesto 'anillo de compromiso'

De nada le ha servido a Nicole Kidman negar su embarazo y compromiso matrimonial con Keith Urban, porque se sigue insistiendo en que los planes de la pareja pasan por casarse lo antes posible. La actriz sigue luciendo en su mano izquierda el impresionante anillo de brillantes, regalo según se dice del cantante de country, que ya llevara la protagonista de Moulin Rouge cuando fue fotografiada por primera vez con su novio por las calles de Boston el pasado 11 de noviembre.

Nada pródiga en apariciones en los últimos meses, tras pasar la Navidad más romántica de los últimos cinco años (los que hace que rompió con Tom Cruise) en Estados Unidos junto a su nuevo amor, Nicole reapareció en una cena honorífica -la Simon Wiesenthal Center Annual Tribute Dinner- que distinguió este año Rupert Murdoch. La relación del magnate de las comunicaciones con la australiana aún está por descubrir, aunque el pasado septiembre (cuando su romance con Urban era un secreto) los medios especularon sobre el noviazgo de Nicole y Lachlan Murdoch, el hijo del empresario.

Para muchos, el enlace de la ex mujer de Tom Cruise y Keith Urban está muy cerca, pero hay alguien que cree que su unión está condenada al fracaso. Se trata de Laura Sigler, ex novia del músico, con quien mantuvo una relación intermitente a lo largo de ocho años, mientras él, intentaba hacerse un hueco en el competitivo negocio musical estadounidense. Sigler, de 35 años, estuvo al lado de Urban cuando a éste no paraban de llegarle cartas en las que se le denegaba un contrato para grabar. En esa época el cantante, neocelandés de nacimiento, ya se había trasladado a Nashville -vive en la cuna del country desde 1997- recién llegado de Australia, donde pasó buena parte de su adolescencia.

Más sobre: