Sarah Jessica Parker se ha convertido en la mujer más rica de Nueva York. Ganando casi 40 millones de dólares al año, el doble que la también actriz Nicole Kidman, encabeza la lista de las mujeres más ricas de la Gran Manzana que ha hecho pública el New York Magazine. "Es algo muy gracioso que me hizo sentir halagada e insultada al mismo tiempo", señaló al actriz,que a pesar de haber nacido en Ohio se siente neoyorquina y ha declarado en varias ocasiones que nunca abandonaría la ciudad, a la que se siente muy unida y tiene tanto cariño.

Casada desde hace ocho años con el actor Matthew Broderick, que acaba de descubrir su estrella en el Paseo de la Fama tras una larga carrera cinematográfica, y madre de un hijo, James Wilke, de tres, comenzó su carrera hace treinta y dos años en el cine y el teatro, pero la fama llegó gracias a la serie de televisión Sexo en Nueva York, donde interpretó a la columnista Carrie Bradshaw durante seis temporadas. Después de trabajar en la popular serie, por la que recibió un premio Emy y un Globo de Oro como Mejor Actriz en una serie de comedia, se dedicó por completo a su hijo James.

Ahora ha sacado al mercado una nueva fragancia, Lovely, y regresa a la gran pantalla con el estreno de La joya de la familia donde comparte cartel con Diane Keaton, Claire Danes y Dermot Mulroney. En esta comedia dramática interpreta el papel de una ejecutiva neoyorquina, que a muchos recuerda a Carrie Bradshaw, que va a conocer a la familia de su novio durante las Navidades, pero los Stone no la reciben como ella esperaba. El director del filme, Thomas Bezucha, que fue durante diez años director creativo de Ralph Lauren, y la diseñadora de vestuario, han tenido en cuenta los gustos de Sarah Jessica Parker a la hora de escoger su vestuario, ya que siempre ha destacado por ser una mujer muy pendiente de las últimas tendencias. El año pasado estuvo rodando Failure to Lunch que protagoniza con Mattew McConaughey, y tiene más proyectos en el cine.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más