Hugh Grant y Jemima, preparados para crear un hogar juntos

Tras pasar unos días de vacaciones en las playas de Barbados, Hugh Grant y Jemima Goldsmith han vuelto con energías renovadas en su relación y decididos a dar un paso más como pareja, según el diario británico Sunday Express. Al parecer, la novia del atractivo actor inglés ya se siente preparada, pasado el tiempo suficiente desde su divorcio del ex jugador de cricket y político, Imran Khan, para que el compromiso entre ambos crezca. El pasado año Hugh Grant, que está dispuesto a casarse, ya le transmitió a Jemima su deseo de compartir el mismo techo y esto llegó a convertirse en un delicado asunto en la relación, pues ella no se sentía segura de querer perder de nuevo su independencia.

Ahora, después de dos años juntos, la pareja está buscando una casa que se ajuste a sus necesidades y gustos en los londinenses barrios de Barnes y Richmond, para compartir, por fin, más estrechamente su vida. Las instrucciones que le han dado al agente inmobiliario sobre las características de su nuevo hogar son que sea "una casa de campo con 7 kilómetros de terreno en el centro de Londres". Jemima quiere quedarse en el centro de la ciudad por la ubicación del colegio de sus hijos, Suleiman y Qasim, fruto de su primer matrimonio que duró 12 años, y por permanecer cerca de su madre, Lady Annabel Goldsmith, con quien siempre ha tenido una relación muy especial y próxima.

La joven heredera de 31 años pretende mudarse de su actual barrio, Fulham, por los constantes robos que se están produciendo. De hecho, ella vivió personalmente uno hace tres años, cuando un ladrón logró entrar en su casa y se vio obligada a encerrarse bajo llave en su cuarto con su hijo y llamar aterrada a la policía. Hugh Grant, por su parte, guarda muy buenos recuerdos de su infancia de esta zona, pues estudió en los colegios cercanos a este vecindario. La primera mansión que visitaron juntos en Barnes -y que ya fue alquilada en los años 80 por otra pareja de famosos: Mick Jagger y Jerry Hall-, cuenta con diez habitaciones y presenta un estilo victoriano, aunque necesitaba demasiado trabajo de restauración, por lo que decidieron descartar la opción y continuar la búsqueda del hogar donde comenzar su vida juntos.

Más sobre: