Hugh Grant y Jemima Goldsmith, una 'familia feliz' en Barbados

Hugh Grant y Jemima Goldsmith han repetido las vacaciones navideñas que ya disfrutaron el año pasado en el Caribe. El actor pasa los últimos días del año junto a su novia y los dos hijos que esta tuvo en su primer matrimonio, Suleiman, de ocho años, y Qasim, de seis. Las playas y las transparentes aguas de la isla Barbados han sido los testigos de una auténtica estampa familiar en la que el protagonista de Cuatro bodas y un funeral parece sentirse cada vez más cómodo.

Lecciones de buceo
La pareja llegó a la isla un día después de Navidad y, poco después de instalarse en una fabulosa casa de nueve habitaciones por la que pagan 3.600 libras la noche, se pudo ver a Hugh enseñando a bucear al hijo mayor de Jemima, Suleiman, lo que demuestra la buena relación que existe entre el actor y los hijos de su novia. Paseos en lancha y moto acuática son otras de las actividades que han practicado juntos y en las que se ha visto a Hugh y a Jemima muy compenetrados y felices.

La relación entre ambos, que comenzó en agosto del año pasado, se ha ido afianzando con el paso del tiempo, por lo que ya han saltado los primeros rumores que apuntan a que el actor podría estar pensando en proponerle matrimonio el próximo año. Sin embargo, parece que Jemima, que estuvo casada durante doce años con el ex jugador de críquet y político, Imran Khan, no tendría prisa por pasar de nuevo por el altar.

Más sobre: