Así era...y así es...Peter Jackson con 32 kilos menos

Muy poco tiempo separan las dos imágenes. Aunque cualquiera lo diría porque el protagonista de las fotos no parece la misma persona. Treinta y dos kilos marcan la diferencia entre el Peter Jackson de El señor de los Anillos y el de King Kong, cuyo único rasgo en común parece ser la barba (como puede observase también se ha quitado las gafas). El director perdió el sobrepeso en diez meses exactos y asegura que el intenso proceso de rodaje y postproducción de la película sobre el gran simio, que le llevó a trabajar hasta 21 horas diarias, fue su principal ayuda para adelgazar. Por supuesto también ha tenido que ver, y mucho, el cambio de dieta: de las hamburguesas "al yogur y al muesli. Decidí que fuera porquerías".

Más sobre: