Carlos Larrañaga: 'Amo a Ana como mujer y la admiro como actriz'

Dieciséis mil espectadores han podido ya disfrutar del genio de Carlos Larrañaga sobre los escenarios en ‘El hombre de Central Park’, original de Santiago Moncada, que protagoniza, dirige y coproduce con el empresario teatral Enrique Cornejo. La obra llega ahora a Madrid con la expectación elevada a la enésima potencia por el romance que el actor mantiene con Ana Escribano, actriz del reparto, que siguió desde primera fila las declaraciones del eterno galán durante la rueda de prensa ofrecida para presentar el estreno en la capital española. ‘Estoy satisfecho de haber hecho esta función porque me ha cambiado la vida totalmente, aunque esos son efectos colaterales’ señaló el actor refiriéndose a la etapa que está atravesando: ‘me siento ilusionado, vital y más joven que nunca’. Fue su intención, al igual que la de Enrique Cornejo, señalar que por sus circunstancias personales ‘el boom mediático es inevitable, pero no tiene nada que ver con la función’ porque antes de que se conociera el amor de Larrañaga y Ana Escribano -la atracción surgió durante los ensayos de la obra que por aquellos días se iba a estrenar en Valencia- el público ya había aplaudido la función en las veinte representaciones realizadas en cuatro Comunidades Autónomas.

En el extranjero
Como director de ‘El hombre de Central Park’, escrita especialmente para él por Moncada (es la cuarta colaboración de ambos) Carlos tuvo en su mano la elección del elenco femenino que debía acompañarle sobre las tablas sin saber, en aquel momento, lo que el futuro le deparaba: ‘Hice un casting, vi unos vídeos de Ana, me hablaron de ella, porque si Ana no tenía una gran popularidad, si tenía un gran prestigio en la profesión porque ha llevado una carrera muy difícil pero muy bonita. La contraté como actriz’, dijo para añadir seguidamente ‘la amo como mujer y la admiro como actriz’. El actor desprende ilusión renovada y lo repite sin cesar: ‘Cuando una persona es feliz se nota en todo, no sólo sobre el escenario, lo nota la gente que tu quieres, transmites esa felicidad a los demás’. De ahí que sus próximos proyectos, y no profesionales, pasen por una boda cuando consiga el divorcio de su anterior esposa, María Teresa Ortiz-Bau, que espera obtener en las próximas semanas: ‘Sí, nos vamos a casar. Por respeto a uno sentimientos muy profundos y por respeto a la prensa de mi país nos vamos a casar fuera porque no queremos que esto se convierta en un circo, y todos tendréis una o varias fotos de ese matrimonio’.

Nochebuena solos
La pareja, a la que separan treinta y siete años de diferencia, perdió recientemente el hijo que esperaba, una circunstancia triste que sin embargo no les desanima a volver a intentarlo. ‘Nos haría mucha ilusión. Voy a ser padre-abuelo’ señaló con su habitual humor el actor, que se lleva a las mil maravillas con Julia, la hija de dos años de su novia nacida de una relación anterior: ‘Hace muchos años que no colocaba el árbol de Navidad, que no ponía el Belén y ya está todo puesto, sobre todo para que la niña, a la que adoro, lo viva con ilusión’. Ambos pasarán la Nochebuena solos, ella prefiere no hablar de la reacción de su familia al conocer su romance con Carlos Larrañaga, y él desea ir despacio con sus hijos: ‘he hablado con ellos por teléfono, pero quiero ir despacito’.

Más sobre: