Carlos Larrañaga y Ana Escribano pierden el bebé que estaban esperando

'Estamos muy tristes, sobre todo Ana, que estaba muy ilusionada. Pero estamos dispuestos a volver a intentarlo'

Su vida se ha convertido en un ir y venir de nuevos capítulos que forman la historia de su vida, aunque hay veces que se torna en drama —como ésta— y otras en vodevil. Pero ahora su voz suena apesadumbrada. Está triste. No será papá, al menos no esta vez, porque está dispuesto a volver a intentarlo. Carlos Larrañaga y Ana Escribano se acaban de enterar que han perdido el bebé que esperaban.

El anuncio fue muy prematuro. De hecho, no se recomienda que se hagan este tipo de anuncios hasta el tercer mes de gestación y Ana Escribano estaba tan sólo de lo que se llama ‘una falta’. Pero a Carlos le podía la emoción, que es equiparable a la tristeza que vive en estos momentos. Aunque sólo sea relativa, ya que si esta vez no ha podido ser lo será la siguiente. Ana acaba de sufrir una hemorragia que, aunque no le ha llevado al hospital, sí le ha dejado un poco ‘depre’.

El actor no tiene ganas de que nadie frivolice con el tema. Se había tomado su paternidad tardía muy en serio y le llenaba de juventud la idea de volver a convertirse en padre, aunque fuera a los sesenta y nueve años. ‘Por desgracia, hemos perdido el bebé que estábamos esperando’, nos confesaba, al tiempo que nos hablaba de los momentos difíciles por los que estaba viviendo su pareja, de treinta y un años. ‘Afortunadamente, Ana es muy joven y seguimos teniendo la ilusión de tener un hijo. Estamos dispuestos a volver a intentarlo hasta que tengamos uno’.

Boda en enero y en el extranjero
‘No me asusta la diferencia de edad que tendrá con mi hijo, porque será un hijo deseado, un hijo querido y un hijo que, afortunadamente, tiene una madre muy joven. Y ya me ocuparé de que no les falte nunca de nada’, añadía.

Pero no sólo eso. Carlos sigue adelante con todos los planes que ha hecho con su nueva pareja, con la que se lleva treinta y ocho años, pero con la que ha decidido no perder ni un minuto más: lo quiere todo y lo quiera ya. Hijo y boda… ‘Seguimos adelante con los planes que teníamos, con la boda en enero y con convertirnos en padres’.

Más sobre

Regístrate para comentar