Nicole Kidman organizó una cena para que sus padres conocieran a su nuevo novio

Por el momento no quiere hablar de su nueva relación, quizá porque es contraria al comportamiento de su ex marido, Tom Cruise, que hizo de su noviazgo, compromiso y futura paternidad con Katie Holmes una cuestión pública al anunciarlo a los cuatro vientos -y subido en un sillón en el programa de Oprah Winfrey-. Nicole Kidman disfruta estos días de la ilusión de un nuevo amor junto al cantante de country Keith Urban con quien fue fotografiada recientemente por las calles de Boston en actitud cariñosa. El fabuloso anillo que lucía la actriz despertó los rumores sobre un compromiso de la pareja, algo que no se ha confirmado mientras el publicista del cantante, Paul Freundlich, insiste en que ‘aún no se han comprometido. Por el momento es sólo un rumor. En caso de que hubiera un comunicado que hacer, lo emitiríamos inmediatamente para que quede en conocimiento público".

Lo cierto es que la relación de Nicole va despertando cada día mayor interés. Inmersa en el rodaje de The visiting en Washington, la prensa de la capital, poco interesada normalmente en las celebridades, está revolucionada con la presencia de la actriz en la ciudad: si ha comido en el restaurante 1789 con Keith Urban, si ha ido de compras a Hanky Panky en Georgetown…Y lo último, desvelado no por un rotativo local, sino por el New York Daily News, más acostumbrado a los chismes de Hollywood, es que Nicole ha dado un paso más en su relación con el cantante. La protagonista de Moulin Rouge organizó por Acción de Gracias una cena familiar en la casa de Urban en Nashville a la que asistieron sus padres, Anthony y Janelle, y los de su nuevo amor. Al día siguiente, mientras la actriz y su padre salieron a correr, el cantante estuvo dando un paseo por la localidad con su madre y la de Nicole, y más tarde se les vio a todos haciendo turismo cultural.

Según parece, Nicole y Keith se conocieron en una gala en honor a personalidades australianas celebrada en Los Ángeles y desde entonces han pasado mucho tiempo juntos, aunque su discreción impidió hasta hace unos días que la relación se convirtiera en noticia. Muchos son los que quieren ver a la estrella de nuevo enamorada (desde su separación de Tom Cruise hace casi cinco años, sólo ha vivido un breve romance con Lenny Kravitz y una aún más fugaz amistad con Steve Bing) pero para que volvamos a ver a Nicole feliz y sonriente de nuevo tendrá que sortear lo que para sus amigos puede ser un inconveniente: el pasado de su novio que, según se ha dicho, hace tres años superó sus problemas con las drogas.

Más sobre: