Demi Moore y Ashton Kutcher, confesiones de enamorados en la pista de baile

hotel Ritz Carlton de Berlín se convirtió en escenario para la presentación del famoso spot de las burbujas navideñas protagonizado por Demi Moore y Gabino Diego. La rueda de prensa resultó un tanto sosa, ya que poco se pudo averiguar sobre la protagonista de Ghost al estar prohibidas las preguntas de tipo "personal". Hizo un "mutis" al interés general sobre si tiene la intención de ser madre de nuevo, mientras su atractivo marido Ashton Kutcher, quince años menor que ella, la observaba desde la primera fila manteniendo un respetuoso segundo plano.

La pareja se conoció en una cena en Nueva York en el 2003 y desde entonces se convirtieron en inseparables. El pasado 24 de septiembre contrajeron matrimonio en Los Angeles por el rito de la Cábala.

Demi frunció el ceño cuando alguien lanzó el consabido problema que tienen las actrices maduras para conseguir buenos papeles, aunque al parecer ese hecho no le afecta demasiado, ya que actualmente rueda en América una película dirigida por Emilio Estévez sobre Bob Kennedy. Confesó que su amiga Penélope Cruz la animó a protagonizar el anuncio y que le dio muy buenas referencias de Gabino Diego, con el que actualmente tiene una buena amistad "es un excelente profesional y una persona maravillosa, con un gran sentido del humor, nos hemos reído mucho durante el rodaje." En referencia a su estupendo aspecto físico dijo algo que no nos acabamos de creer las que acudimos a las cremas para disimular los estragos de una vida estresante "la belleza es algo interior, y si eres feliz eso se refleja en tu cuerpo y en tu cara". Se siente identificada con el rol que interpreta en el anuncio, el de una mujer que toma la iniciativa aunque con matices "tendría que aprender algunas cosas como cocinar y descorchar botellas de cava."

Más sobre: