Oprah Winfrey: el imperio de la mujer más poderosa de la televisión

Cinco letras forman el nombre más famoso de la televisión estadounidense: OPRAH. La misma niña que en su Kosclusko (Misisipi) natal sufrió la miseria y el desarraigo familiar es hoy una de las mujeres más ricas y poderosas del planeta con una fortuna que supera los mil trescientos millones de dólares (y la primera estadounidense de raza negra que lidera la lista de Forbes tras haber desbancado a Mel Gibson).

Considerada por sociólogos, psicólogos, financieros y hasta líderes espirituales como una self made woman , la reina de los talk shows nada tiene que ver con aquella pequeña descalza que con tres años recitaba salmos en la iglesia y era conocida en su comunidad como la predicadora. "Amo ser mujer y amo ser una mujer negra. Estoy decidida a triunfar en la vida y lo haré educándome, buscando otra salida", decía la joven Oprah Winfrey. Y lo cumplió.

Sus propiedades
A punto de cumplir 52 años -el 29 de enero- veinte de los cuales al frente de su famoso programa "The Oprah Winfrey Show"(cada emisión genera medio millón de dólares) de la cadena CBS seguido en Estados Unidos por más de 40 millones de personas y retransmitido en 121 países, la comunicadora es el paradigma del sueño americano.

Su imperio abarca numerosas propiedades en Hawai, donde invierte parte de su fortuna (25.5 hectáreas en Mukai y Maui, y otras 41 hectáreas en la isla de Lehoula), es dueña de su propia revista, "O" de Oprah claro (con una tirada mensual de más de dos millones y medio de ejemplares) de su productora televisiva, Harpo (su nombre al revés), que se encarga de su show, de su propio sitio de Internet (con más de tres millones de visitantes al mes), y cofundadora y propietaria de Oxigen Media canal de televisión por cable diseñado para el público femenino. La presentadora revolucionó, además, la industria editorial cuando lanzó su poderoso club, en 1996, una colección de libros cuyo sello garantiza automáticamente las ventas de millones de ejemplares.

Líder de opinión y amiga de las estrellas
Todo un reino para ‘la reina Midas’ de la comunicación. Pero el poder de Oprah Winfrey va aún más allá porque, aunque egocéntrica, está volcada en numerosas causas sociales y benéficas, y todo lo que dice o hace (como perder treinta kilos y presentarse en el plató con una carretilla de grasa animal señalando que ella se había quitado eso de encima o regalar a todo el público un coche -más de doscientos entregó- el día que comenzó la decimonovena temporada del espacio, en septiembre del pasado año) tiene una repercusión inmediata.

Es una líder de opinión a quien la mayoría de estrellas de Hollywood respetan, tienen en cuenta -más les vale-y reclutan en las filas de sus amistades (la semana pasada en el veinte aniversario de su programa recibió la felicitación entre otros de Julia Roberts, Nicole Kidman, Jennifer Aniston, Jude Law y Meryl Streep) Combate con ahínco el abuso de menores, ofreció de su bolsillo cien mil dólares por cada persona que fuese capturada con estos cargos gracias a sus telespectadores y elaboró un ranking que ayudó al FBI a detener a muchos (llegó incluso a ser jurado en una causa de abusos a menores). Todo esto, señala Oprah, es el resultado de "haber forjado mi propio destino, pensar como una reina: ¿cuándo se ha conocido una reina que tenga miedo y que demuestre estar asustada?".

Más sobre: