Penélope Cruz y Matthew McConaughey se disfrazaron para ir a una fiesta

Tras finalizar en España el rodaje de Volver, bajo la dirección de su buen amigo Pedro Almodóvar —filmación sobre la que hemos venido informando—, Penélope Cruz viajó de nuevo a Los Angeles, donde reside la mayor parte del año. Uno de estos días, la famosa actriz fue a una fiesta de disfraces en compañía de su novio, Matthew McConaughey. Mientras ella se acordaba de la época «hippie» de los años setenta y se vestía con un conjunto compuesto por pantalones vaqueros, camisa de flores y peluca afro, el actor se puso una cómoda chilaba, con sandalias incluidas. De esa guisa llegaron a la puerta del restaurante, concretamente en una zona conocida como West Hollywood, que habían elegido para cenar.

Tras estrenarse Juegos de mujer, donde comparte protagonismo con Charlize Theron (Oscar a la mejor actriz por Monster en 2004), Penélope, como decíamos al principio, ha rodado Volver, donde Almodóvar vuelve a sus raíces y a «la memoria de mi madre —ha dicho el cineasta—. Me baso absolutamente en mi vida, mis recuerdos y los de mi familia». En este filme, la actriz española encarna a una mujer, a una joven madre, mezcla de Claudia Cardinale y de Sofía Loren, a la que la vida no ha tratado muy bien, de ahí que presente un carácter bastante arisco y muy mala relación con todo el pueblo. El rodaje, que comenzó el pasado 18 de julio, se prolongó por espacio de once semanas entre La Mancha y Madrid. Los últimos días de filmación, Penélope recibió la visita de Matthew con el que se fue a París antes de regresar juntos a Estados Unidos.

Más sobre: