Demi Moore y Ashton Kutcher, más enamorados que nunca

En plena luna de miel y tras su breve estancia en Barcelona para grabar el anuncio navideño de "Freixenet" Demi Moore asistió con su marido, Ashton Kutcher a un acto benéfico celebrado en Las Vegas con el fin de recaudar fondos para las víctimas del huracán Katrina.

La pareja, que contrajo matrimonio por el rito de la Cabala el pasado 24 de septiembre en la mansión que comparten en las colinas de Hollywood, se mostró más feliz y enamorada que nunca. Era esta la primera vez que Demi, de cuarenta y dos años, y Ashton, de veintisiete, aparecían en un acto público (aunque previamente se les fotografío a su llegada a la capital catalana y visitando algunos de sus monumentos más representativos) una vez convertidos en marido y mujer.

Su historia de amor, que comenzó hace dos años tras coincidir ambos en una cena, ha servido inspiración al protagonista de "Colega ¿Dónde está mi coche?" para producir una nueva telecomedia de la cadena estadounidense Fox, que bajo el título provisional de "Un papá de treinta años" se centrará en la vida del joven propietario de una discoteca que conoce a una mujer de negocios de cuarenta y tantos de la que se enamora. Mientras su marido continua con su ascendente carrera en Hollywood, Demi Moore, que fue una de las actrices mejor pagadas de los años noventa llegando a cobrar quince millones de dólares por película, ha retomado con fuerza su carrera después de un paréntesis de casi cinco años. En los próximos meses rodará dos películas simultáneamente. "Bobby", dirigida por Emilio Estévez, en la que compartirá cartel con Anthony Hopkins y Sharon Stone, y una comedia dirigida por dos jóvenes actores.

Más sobre: