Entrevista con Charlize Theron: 'Mi única terapia es trabajar en el cine'

Hollywood se rinde a sus encantos. No puede hacer otra cosa, porque ella encarna el ‘glamour’, la belleza y la elegancia de las grandes estrellas de antaño. Pero además, Charlize Theron tiene talento, y mucho. Lo demostró escondiendo su apariencia física tras el personaje de la asesina en serie Aileen Wuornos en "Monster". Bordó el papel y lo ganó todo ese año, el 2004: entre otros premios, el Independent Spirit Award, el Globo de Oro, el Oso de Plata de Berlín y el Oscar. La crítica alabó su trabajo y el público la convirtió en su reina.

Ahora, podría repetir su triunfo porque el nombre de Charlize Theron, que ya hace historia junto a otros muchos en el conocido Paseo de la Fama, encabeza nuevamente las quinielas para la próxima edición de los Oscar gracias a su trabajo en "North Country" donde vuelve a ‘sacrificar’ su belleza al servicio de un personaje, Josey Aimes, madre divorciada y con dos hijos que se ve obligada a trabajar en las minas de hierro del norte de Minessota para sacar adelante a su familia. El primer galardón por su interpretación ya ha llegado. Y esto no ha hecho más que empezar.

- La directora de "North Country", Niky Caro, ha contado que cuando la cámara dejaba de grabar, te mezclabas con todo el equipo.
(Risas) Lo más interesante es que la primera noche que nos reunimos las mujeres en el rodaje, empezaron a contar todo lo terrible que les había ocurrido. Y lo hicieron con un cierto toque de humor, luego me di cuenta que era una manera de protegerse. Si podían reírse de ello, quería decir que, de alguna manera, no les afectaba tanto y pensé en lo increíblemente fuertes que eran. Había días en los que los diálogos salían por sí mismos y tuve que reírme también para que no me afectara. Así que nos pasábamos el día juntas, tanto cuando rodábamos como cuando no, y a los chicos no les importaba.

- En un mundo tan loco como este ¿Cómo consigues mantener tu salud mental intacta?
La gente hace terapia, y mi única terapia a es trabajar en el cine. Me siento realmente afortunada por poder luchar contra mis propios miedos y llegar al set de rodaje, ser capaz de confiar en el director y trabajar en una película. ES importante sentir que tienes una persona a tu lado en quien confiara para poder sentirte a gusto y segura de ti misma. Eso es lo que me da fuerza para poder llevar a cabo rodajes tan duros como este.

Más sobre: