Natalia Verbeke es una boxeadora en su nueva película, 'A golpes'

Natalia Verbeke es la protagonista de A golpes, la nueva película de Juan Vicente Córdoba, que se estrenará el próximo 4 de noviembre. Tras alcanzar un gran éxito con El método, la actriz regresa a la gran pantalla convertida en María, una joven que vive en un barrio del extrarradio de Madrid y que se dedica, junto a varias amigas, a hacer alunizajes y a enfrentarse a las bandas de chicos que dominan el negocio. Natalia, que da vida a esta joven mujer que necesita reconciliarse con su pasado y que intenta alcanzar el ascenso social por la vía "de la lucha", aparece en este filme convertida en toda una boxeadora, luciendo bíceps y cortes variados mientras se enfrenta a otras jóvenes de su edad sobre el ring.

Para rodar A golpes, la actriz tuvo que engordar y así conseguir masa muscular, llevando a cabo una dura dieta y un intensivo entrenamiento que duró cerca de dos meses. Verbeke —ex novia de Gonzalo Miró— sufrió heridas en las manos durante el rodaje de esta película, que fue bastante accidentado para ella, pues, además, tuvo conjuntivitis y sufrió algunas quemaduras.

El entrenamiento lo llevó a cabo en una conocida escuela de Madrid, donde practicó los golpes que luego propina en la película con María Jesús Rosas, campeona del mundo de peso minimosca, y con el director de la escuela de boxeo Aluche, Jerónimo García, que es en la vida real el preparador del actor Daniel Guzmán (Aquí no hay quien viva), un apasionado del boxeo y que en la cinta encarna a Fran, El Bala, un chico que tiene grandes dificultades para comprometerse con las mujeres.

El reparto de A golpes está también formado por las actrices Juana Acosta, María Vázquez, Marian Álvarez y Zay Nuba, que dan vida al grupo de amigas que acompañan a María, el personaje de Verbeke, en sus correrías durante la película.

Más sobre: