Hollywood, lluvia de premios para sus más queridas estrellas

La antesala de los Oscar se inicia en el momento mismo en el que los premiados vuelven a sus mansiones con la codiciada estatuilla entre las manos. Luego, doce meses de antesala con distintas paradas. Una de ellas, la de los Hollywood Film Awards, unos premios acompañados por un festival de cine que, en palabras de Los Angeles Times: "Atrae a las más grandes estrellas de la industria año a año y se ha convertido en el mejor escaparate previo a los Oscar". Cualquier disculpa es buena para desplegar la alfombra roja y vestirse con las mejores galas. Cualquier momento es oportuno para regalar, a los miles de fans, la mejor de tus sonrisas. Cuando eres estrella, ya se sabe, te debes a tu público.

Lluvia de estrellas
La noche prometía. Eran muchos los premiados y todos de los que ya forman parte de la historia de Hollywood. Diane Keaton, por toda su carrera; Sam Mendes como Mejor Director del Año; Charlize Theron (que acudió espectacular, con un vestido rosa y oro, que dejaba entrever su perfecta silueta) se sintió muy halagada al recibir un galardón, por su interpretación en North Country; Joaquin Phoenix ha vuelto a demostrar que, despacio y con muy buena letra, se está haciendo un hueco muy definido en la industria cinematográfica. Ha logrado ponerse en la piel del músico Johnny Cash en la película Walk the line. Como Susan Sarandon sigue imparable en su esfuerzo por mostrar que la industria cinematográfica no ha de estar en una galaxia lejana al compromiso político. Y parece que su coherencia también ha sido premiada. La compañera de Tim Robbins recogió su galardón por su interpretación en Elizabeth. Matthew Broderick fue otro de los premiados, por The Producers.

Compañeros... y amigos
No todos los que acudieron, con sus mejores galas, fueron premiados. Pero sí quisieron apoyar, con su presencia, a sus compañeros de profesión. ¿O tal vez ser vistos para que no se les olvide en próximas ceremonias? Halle Berry no puede esconder que es bellísima. Por mucho, que opte por trajes pantalón discretos en sus apariciones. A Sandra Bullock se le nota: su matrimonio con Jesse James le ha sentado muy bien. Jodie Foster, que estuvo cercana en todo el acto a Susan Sarandon, representa la veteranía que, como el buen vino, mejora con los años, porque cultiva no sólo la belleza física, también la mental y sigue siendo considerada una de las mujeres más inteligentes de Hollywood. La noche transcurrió tranquila, siguiendo las pautas establecidas. Y la novena edición del Festival, paralelo a la entrega de premios, tocó a su fin.

Más sobre: