Demi Moore y Ashton Kutcher, luna de miel en Barcelona

Demi Moore y su marido, el también actor Asthon Kucher, llegaron el pasado sábado al aeropuerto de Barcelona en un vuelo privado. En capital catalana, la famosa actriz se pondrá a las órdenes de Leopoldo Pomés para rodar el tradicional anuncio navideño de "Freixenet", que este año tendrá como escenario el Palau Sant Jordi, en el que compartirá protagonismo con Gabino Diego. Es esta que les ofrecemos la primera imagen de la pareja tras contraer matrimonio el día 24 de septiembre en la mansión que comparten en las colinas de Hollywood. A la ceremonia, celebrada bajo el rito de la Cabala asistieron aproximadamente cien invitados entre los que se encontraban su ex marido, Bruce Willis y las tres hijas nacidas de su unión.

Y en plena luna de miel, la pareja ha querido aprovechar las horas libres para hacer turismo por Barcelona. Así, se les pudo ver ayer en el Hospital de Sant Pau, obra del arquitecto Doménech i Montaner, una de las joyas del modernismo catalán y se acercaron también hasta la Sagrada Familia, aunque no se bajaron del vehículo en el que viajaba debido a la cantidad de turistas que había en el lugar. La actriz también tuvo tiempo para probarse el vestuario que lucirá en el spot navideño junto a Gabino Diego, que el próximo jueves estrenará un monólogo en el teatro Borrás.

Durante su estancia en la Ciudad Condal la pareja se aloja en una lujosa suite de más de cuatrocientos cincuenta euros la noche. La actriz, que a sus cuarenta y cuatro años se mantiene en plena forma, utilizó el gimnasio del hotel nada más instalarse. Al parecer, acompañada por su guardaespaldas, practicó con la cinta e hizo pesas. El sábado por la noche, los recién casados, que consiguieron esquivar las cámaras, cenaron en uno de los reservados del restaurante María Cristina.

Más sobre: