Charlize Theron, dama de honor en la boda de su madre

El pasado domingo Charlize Theron asistió a una boda muy especial. No era la suya con Stuart Towsend tal y como se viene especulando que podría ocurrir próximamente, sino la de la persona que más cerca está de ella: su madre, Gerda, contraía matrimonio en una ceremonia íntima que tuvo lugar en el exclusivo club Bel Air Bay de Pacific Palisades (California) y la protagonista de "Monster" se emocionó tanto que en más de una ocasión no pudo reprimir las lágrimas.

Pocas novias pueden presumir de contar entre sus damas de honor con una ganadora del Oscar con estrella en el paseo de la Fama incluida, pero Charlize quiso dejarle todo el protagonismo a los contrayentes manteniéndose en un discreto segundo plano. Recorrió tras ellos el largo pasillo hasta el altar instalado al aire libre -como curiosidad señalar que tanto la actriz como la otra joven que actuaba como dama de honor iban descalzas- estuvo cerca en el momento de los votos matrimoniales, pero en algunos instantes prefirió tomar asiento y que todas las miradas se centrasen en Gerda.

Acompañando a la estrella de Hollywood se encontraba su novio, el actor irlandés Stuart Towsend, con quien por el momento no piensa en boda a pesar, como decíamos, de los insistes rumores de que estaban dispuestos a darse el "sí quiero": "No hay boda. Estamos juntos y somos muy felices" señaló Charlize en una reciente entrevista.

Nacida y criada en una granja de Bernoni, una localidad agrícola situada a las afueras de Johannesburgo, un oscuro acontecimiento marcó la infancia de la actriz, la muerte en 1990 (ella tenía quince años ) de su padre, Charles, inmigrante francés dueño de una compañía de construcción. Durante mucho tiempo la versión oficial apuntó a que este había fallecido en un accidente de tráfico, en realidad Charlize fue testigo de cómo su madre le disparó en defensa propia después de que este llegara una noche a casa bebido y empuñando un arma, hecho por el que fue absuelta. El drama sirvió para unir aún más a madre e hija, y fue precisamente Gerda, de origen alemán, quien primero la animó a marcharse a Italia como modelo y más tarde a probar suerte como actriz.

Más sobre: