Brad Pitt y Angelina Jolie, una relación cada vez más sólida

Realizaron algunas compras en un supermercado y utilizaron dos grandes motos para desplazarse

El actor ha inculcado en Angelina su pasión por las motos, que utiliza para sus desplazamientos siempre que puede porque, según dijo en una entrevista publicada en una conocida revista: 'con el casco puesto, nadie se da cuenta de que soy yo. Es una buena forma de driblar a los paparazzi, perdido en el tráfico'. Ella por el contrario le ha contagiado la suya por volar (al parecer Brad Pitt ha gastado aproximadamente siete mil quinientos euros en clases) y por ayudar a los más necesitados. Intentando hacer precisamente eso, el ex marido de Jennifer Aniston se unió recientemente a los líderes mundiales en Nueva York en una campaña contra la pobreza.

Siempre solidaria
Angelina misma, a su regreso de Canadá, participó hace unos días de la reunión Global Business Coalition HIV Aids, una organización que reúne fondos para luchar contra el sida y cuenta con el apoyo de renombrados empresarios y líderes políticos. El evento, en el que se recaudó un millón de euros, tuvo lugar en Washington donde la actriz unió fuerzas con la secretaria de estado Condoleezza Rice y la senadora demócrata Hillary Clinton, que dejaron a un lado sus diferencias políticas a favor de una misma causa. 'Es un placer compartir el podio con usted', señaló la primera de ellas. Luciendo serios trajes de chaqueta, Angelina, que parecía una mujer de negocios, apeló a empresarios y entidades gubernamentales a librar la ‘guerra total’ contra la citada enfermedad.

No es, ni será la última actuación de la protagonista de Tomb Raider en cuestiones humanitarias, ya que desde hace varios años centra gran parte de su tiempo en su rol de Embajadora de Buena Voluntad de Naciones Unidas para los Refugiados a lo largo y ancho del mundo. Madre de dos hijos -Maddox, de cuatro años, adoptado en Camboya, y Zahara, de ocho meses, en Etiopía- señaló durante su conferencia que el fracaso en la lucha contra el terrible mal es 'una desgracia'. Además en los próximos meses, la actriz que compagina su carrera profesional con su ayuda a los más desfavorecidos, será la nueva imagen de la firma de moda St. John con la que acaba de firmar un contrato de casi diez millones de euros, así como la voz de la recién formada entidad caritativa de la empresa para ayudar a los niños. 'Encarna muchas cualidades de lo que representa St. John. Es una mujer fuerte, independiente y dinámica. Es madre, actriz y filántropa', señaló la directiva de la empresa.

Más sobre: