Brad Pitt y Jennifer Aniston ponen a la venta su casa por 28 millones dólares

Desde el pasado domingo 2 de octubre, Brad Pitt y Jennifer Aniston están oficialmente divorciados. La que fuera una de las parejas más admiradas de Hollywood han terminado de separar sus caminos, que se dividieron el pasado enero con el anuncio de su separación. Y no quieren que nada de sus nuevas vidas les recuerde al pasado; así que han puesto en venta por 28 millones de dólares la magnífica mansión de Beverly Hills que compraron en 2001 y convirtieron en su hogar después de tras años de reformas en las que participó activamente el actor, apasionado de la arquitectura. Según ha publicado el diario Los Ángeles Times Brad y Jennifer, quienes curiosamente tras su ruptura se trasladaron a vivir ambos a Malibú en casas separadas, esperan doblar el precio que pagaron hace cuatro años (14 millones de dólares). La propiedad, de 1.200 m2, tiene seis habitaciones, seis baños, una sala de cine, cancha de tenis, pub con grandes cristaleras al jardín, un estudio de arte con luces especiales, un spa con gimnasio, piscina, y su construcción original se remonta a 1934. Fue rediseñada por Wallace Neff, el arquitecto de las estrellas.

Según se dice, el haber puesto a la venta su hogar es el primer paso de los acuerdos económicos a los que está llegando la pareja tras su divorcio. Una vez se alcancen todos los pactos, tanto Brad Pitt como Jennifer Aniston podrán comenzar una nueva etapa de su vida. Él parece estar ya en camino junto a Angelina Jolie, con quien desde hace meses mantiene una estrecha relación nunca confirmada por ellos. La estrella de Friends, por su parte, comentó recientemente en el programa de Oprah Winfrey que está lista para volver a enamorarse. Si hace unas semanas los medios de comunicación la relacionaban con Vince Vaughn con quien fue fotografiada en varias ocasiones en cariñosa actitud mientras rodaban en Chicago The break up, ahora se apunta a que podría estar viviendo un romance con Geoff Stults, actor que también participa en el mismo filme. Según ha publicado un tabloide estadounidense citando una presunta fuente: ""Durante las últimas semanas de rodaje en Chicago, ella coqueteaba abiertamente con él, nadie podía dejar de darse cuenta que había cierta atracción entre ellos". Stults es rubio, mide 1,92 metros y nació en Detroit hace 27 años.

Más sobre: