Charlize Theron ya tiene su estrella en el Paseo de la Fama

La actriz no pudo mantenerse fría y distante. Una estrella en el Paseo de la Fama con su nombre colmó todos sus sueños. Ya era, definitivamente, una estrella de Hollywood, de las que siempre soñó en convertirse. Y comenzó a llorar, sin lograr reprimir las lágrimas. "Tenía grandes sueños cuando llegué a los Estados Unidos, pero esto es un regalo tan increíble. Si alguien me hubiera dicho que esto me iba a ocurrir un día, me hubiera reído en su cara. Me siento increíblemente agradecida de estar hoy aquí. Han conseguido que una chica criada en una granja de Suráfrica se sienta en Hollywood como en su casa".

En compañía materna
La ex modelo, y hoy en día una de las actrices más cotizadas con un Oscar en su haber, gracias a su interpretación en Monster, acudió al homenaje acompañada por su madre Gerda, a quien siempre se ha sentido muy vinculada y quien la animó desde sus primeros tiempos a mudarse a los Estados Unidos y probar suerte. Con treinta años, una carrera ascendente (su última película, North County, también está nominada), y un novio con el que se lleva a las mil maravillas -el actor irlandés Stuart Townsend-, la vida de Charlize Theron parece haber despertado dulcemente de la pesadilla que fue su infancia (su madre mató a su padre en legítima defensa delante de la actriz, cuando apenas era una niña).

Más sobre: