Brad Pitt y Angelina Jolie fotografiados en Canadá como una familia feliz

Tras aparecer hace unos días en Nueva York - siempre por separado evitando la tan requerida instantánea en público- en un evento en pro de iniciativas de corte social y humanitario (el primero al que asisten juntos sin tener en cuenta la promoción de la película "Sr y Sra. Smith") algunos medios de comunicación daban por hecho que Brad Pitt y Angelina Jolie habían puesto rumbo a Dubai en un jet privado para pasar unos días de vacaciones en el exclusivo Hotel Burj al-Arab, de nada menos que siete estrellas y más de diez mil euros por noche, acompañados por los hijos adoptivos de la actriz, Maddox, de cuatro años, y Zahara, de ocho meses.

Pero la pareja eligió un destino más cercano y sin tanto lujo, la zona recreativa "Galaxyland" de un gran centro comercial de Toronto, donde precisamente el actor está rodando su nuevo filme sobre la vida del famoso proscrito Jesse James, de ahí que de un tiempo a esta parte luzca nueva imagen con el pelo moreno en lugar de su dorada cabellera. Y en Canadá fueron fotografiados a la salida del citado lugar después de haber pasado dos horas de diversión con los pequeños y protegidos por un gran dispositivo de seguridad, que sin embargo no puedo impedir la imagen de familia feliz que proyectaban Brad y Angelina en aquel momento: él, cogiendo la mano de Maddox, que según dicen ya le llama ‘papá’, y ella con Zahara en sus brazos como una entregada madre pendiente en todo momento del bebé.

Rumores de boda
Por supuesto, y a pesar de que han sido numerosas las ocasiones en las que han sido vistos o fotografiados juntos (en Kenia, en una recoleta localidad del sur de Francia, en Arizona pilotando una avioneta, en un museo de dinosaurios de Canadá, etc..) no hay quien arranque de ellos ni una sola palabra sobre su relación, y más ahora que los rumores insisten en que no tardarán mucho en pasar por el altar.

Lo cierto es que el próximo dos de octubre, si ese fuera realmente su deseo, serían libres de hacerlo puesto que el divorcio de Brad Pitt y Jennifer Aniston será del todo oficial. El único que hasta ahora se ha pronunciado al respecto ha sido George Clooney, gran amigo del actor, quien ante las informaciones de que el lugar elegido por la pareja para darse el ‘si quiero’ era "Villa Oleandra", la espectacular mansión que posee a orillas de Lago de Como (Italia), declaró en una entrevista con su habitual humor: "La gente ha dicho que se casarán en mi casa. ¡Pues, yo ya me habría enterado! Puedo decir que no habrá ninguna boda secreta". Por si no quedaba claro que la amistad se basa en la confianza, añadió: "Conozco a Angelina y me gusta mucho, pero nunca hablaría sobre si están o no juntos. No hablo de mi vida privada y jamás hablaría de la de mis amigos".

Más sobre: