Sienna Miller, feliz en la boda hippy de su hermana Savannah

Nada de lo que se pone es casual, aunque parezca todo lo contrario. Por eso Sienna Miller, capaz de lucir como nadie su cuidado desaliño y al minuto siguiente aparecer radiante en un estreno, se ha convertido en una referencia de las últimas tendencias de moda. A nadie pasó desapercibido su informal atuendo horas antes de la original boda de su hermana mayor, Savannah, de 26 años y diseñadora de moda, con el carpintero Nic Skinner, de 33.

Una original boda
La joven actriz se dejó fotografiar con lo que parecía un pantalón de pijama, las famosas botas de piel de moda entre las estrellas, y un cardigan beige. A la hora de la ceremonia, que tuvo lugar en la diminuta capilla de Santa María y Santísima Trinidad en los jardines de la mansión del siglo XIX Buckland House (alquilada para la ocasión por tres mil euros) cerca de Bideford, en Devon, Sienna aparecía de nuevo, radiante con un vestido floral y un chaleco beige, muy acorde con el ambiente hippy-chic que se vivió. Todo se cubrió de rosas, se pidió a los invitados que acudieran con traje corto y se sirvió un menú vegetariano compuesto de ensalada de tomate y mozzarella y quiché de alcachofas. Mientras la novia llegó portando el tradicional buqué nupcial, el novio, con corona de flores y chaqueta roja también con motivos floralres, caminaba a su lado llevando en sus brazos al hijo de ambos, Moses, de cinco meses. Hubo música de flauta, y la nota divertida la puso uno de los músicos, que llevado por el ambiente pastoril se cruzó corriendo delante de los novios sin más atuendo que unas zapatillas, un chaleco y una corona de flores en la cabeza.

Sienna se mostró amable con la prensa desplegada en la zona, sin embargo fue tajante en cuanto a la ausencia de Jude Law: "No está aquí y no va a venir. Este es un día muy especial para mi hermana, es el día más grande de su vida. Ella es una hippy verdadera y no tiene nada que ver con todo esto". Según se ha comentado, Sienna podría haber perdonado a su novio después de que este le fuera infiel con la niñera hace dos meses, pero sus padres consideraron que no debía asistir al enlace (durante la celebración, según aseguran varios invitados, se divirtió junto a Archie Keswick, heredero de la cadena hotelera Jardine Matheson).

Lista de condiciones
De todas formas aún no hay nada confirmado, porque aunque la pareja acudió la pasada semana a una fiesta y se les puedo ver en el lujoso hotel Savoy, algunos rotativos apunta a que podrían haber vuelto a discutir por la amistad que, al parecer, Jude Law y su ex Sadie Frost, mantienen con Kate Moss, ahora en pleno ojo del huracán tras las fotografías publicadas por la prensa inglesa en las que, supuestamente, está consumiendo drogas. Por lo pronto se dice que Sienna ha desplegado un largísimo listado de condiciones para reanudar su relación entres las que se incluyen: que nunca vuelva a ser infiel, controlar su mal carácter , dejar de presionarla con el matrimonio y que deje de elegirle sus papeles en el cine y sus amistades, que reduzca el tiempo que pasa con su ex mujer, Sadie Frost. "Jude es una persona diferente desde que Sienna le dejó. Antes él la dominaba totalmente. Ahora en lugar de decirle qué hacer y con quien salir, es el perfecto caballero. Y aunque ella le ama, ha disfrutado de sentirse libre", ha comentado un allegado a la pareja.

Más sobre: