Todos los detalles de la boda de Demi Moore y Ashton Kutcher

Muchos fueron los que tacharon su relación de montaje publicitario y pocos los que creyeron en su amor verdadero. El tiempo, sin embargo, fue dando la razón a Demi Moore y Ashton Kutcher, que ajenos a todos los comentarios que su noviazgo suscitaba, siguieron adelante, cada día más inseparables y seguros de sus sentimientos, sin que la diferencia de edad (ella tiene cuarenta y dos y él veintisiete) se convirtiera nunca en el insalvable obstáculo al que se asían los más escépticos.

Dos años y medio después de su primer encuentro en una cena casual en Hollywood donde fueron presentados por la actriz Sara Foster, amiga del joven desde que aterrizara en la meca del cine procedente su Iowa natal para labrarse un futuro en el mundo del espectáculo, la pareja ha sellado su relación en una sencilla boda celebrada el pasado 24 de septiembre bajo el rito de la Cábala, la corriente de misticismo judío entre cuyos seguidores se encuentra también Madonna. La ceremonia, cuyos preparativos se ultimaron al parece en tan sólo veinticuatro horas, tuvo lugar en la mansión que comparten en las colinas de Hollywood ante tan sólo cien invitados entre los que se encontraban los familiares y amigos más cercanos de los contrayentes, como Lucy Liu, con quien Demi trabajó en la segunda parte de "Los Ángeles de Charlie" (la película que en el 2003 marcó su retorno a la gran pantalla tras varios años alejada), y la también actriz Soleil Moon Frye y su marido, Jason Goldberg (coproductor con Ashton Kutcher del programa de cámara oculta "Punk’d que él mismo presenta con gran éxito).

Asimismo estuvieron presentes Rummer, de diecisiete años, Scout, de catorce, y Tallulah, de once, las tres hijas que Demi tuvo de su matrimonio con Bruce Willis, quien por cierto, y demostrando nuevamente que mantiene una excelente relación con su ex mujer, también asistió al enlace.

Más sobre: