Jennifer Aniston se sincera con Oprah: 'Estoy lista para enamorarme de nuevo'

Todos los años los espectadores americanos esperan con anhelo el inicio en septiembre de la nueva temporada del show de Oprah Winfrey, porque la comunicadora más poderosa de la televisión estadounidense suele sorprender con unos golpes de efecto que disparan los índices de audiencia. Y para la inauguración de su vigésima temporada (nada menos) contó con la presencia en plató de una de las personas más perseguidas de los últimos meses, Jennifer Aniston, precisamente pocos días antes de que sea efectivo su divorcio de Brad Pitt el próximo 2 de octubre.

"Estoy muy bien"
La actriz llegó radiante, se sentó en el sillón de invitados mientras el público la ovacionaba y brindó con Oprah por su nueva vida. Dispuesta a hablar sobre su ruptura matrimonial por primera vez en televisión, y la segunda desde que se produjo la separación (concedió la primera entrevista hace un mes a Vanity Fair, Jennifer afirmó sentirse "muy bien", inmersa en los numerosos planes que ocupan su futuro e insistió nuevamente en dejar claro que ella siempre quiso tener hijos y sigue deseándolo, desmintiendo así los rumores que indicaban que la separación fue motivada por su rechazo a quedarse embarazada: ¿Quiero hijos? Sí, siempre los he querido?

"Estoy preparada para enamorarme de nuevo"
"El otro día estaba haciendo yoga con una amiga y cuando terminamos, mientras estábamos estirando la miré la dije ¿Sabes qué? Siento algo que nunca antes sentí, no querría estar en otro lugar o de otra manera a la que estoy ahora mismo. Y eso quiere decir que no siento nostalgia del pasado ni me obsesiona al futuro. Era un sentimiento de paz total".

Las cuatro películas que tiene en cartera demuestran que la actriz ha tenido una sabia transición de la pequeña a la gran pantalla, algo que no todas logran con éxito: Derailed un thriller psicológico con Clive Owen, se estrenará en Estados Unidos en noviembre, seguirá el día de Navidad Rumor has it with junto a Kevin Costner, The break up con Vince Vaughn ( a quien se la relaciona desde hace semanas) en febrero y Friends with Money en abril. No es extraño, por lo tanto, que Jennifer no encuentre tiempo para dormir demasiado, nada que ver con que esté triste o preocupada, está "planeando un montón de cosas". Aún así, reconoció que al principio le costó acostumbrarse a regresar a casa y estar sola, pero que con el tiempo se transformó en algo "fantástico".

Radiante y sin que la sonrisa desapareciera de su rostro, afirmó segura que está "preparada para volver a enamorarse" y, al igual que no busca un culpable de lo sucedido en su relación, tampoco hace comentarios sobre su ex marido, Brad Pitt y Angelina Jolie.

Sus gustos y aficiones
En cuanto a la persecución mediática que ha sufrido en los últimos tiempos, Jennifer afirmó: "Creo en el viejo dicho, quien resiste, persiste. Por supuesto hay días que no quiero eso, pero al final se apagará. ¿Cuántas fotos van a querer de mi paseando por la playa? Se terminarán aburriendo".

Y en el programa de Oprah también se desgranaron algunos de los gustos desconocidos de Jennifer, como que su momento favorito del día es la puesta de sol: "Tengo un álbum de fotos de lo más aburrido, porque son diez años de puestas de sol", o que su bebida preferida es el dirty Martini (un cóctel de vermut seco, vodka o ginebra y aceitunas) y se pierde por la comida mexicana.

Más sobre: