Jude Law y Sienna Miller, juntos de nuevo

La larga espera de Jude Law para ver si su prometida Sienna Millar estaría dispuesta a olvidar y dar una segunda oportunidad a su amor podría haber llegado a su fin. Y es que, la pareja, que este verano ha protagonizado una telenovela cuyo argumento escapa a los mismísimos guionistas de Hollywood, ha sido fotografiada de nuevo junta después de que hace escasas y semanas y tras protagonizar una acalorada discusión en plena calle, los medios de comunicación hubiesen dado el noviazgo por finalizado. Las especulaciones se abrieron además camino alimentadas por la presencia solitaria, aunque muy sonriente, de la joven actriz en Venecia para presentar Casanova, precisamente lo que ha demostrado ser su novio, quien fue infiel con la niñera de sus tres hijos.

El pasado jueves Jude apareció en el teatro Wyndhams de Londres, para recoger a Sienna, que representaba la última función de la obra de Shakespeare As You Like It en la que ha trabajado todo el verano en el West End. En el vestíbulo del teatro la actriz y la coprotagonista de la obra, Helen McRory, respondieron con amabilidad a los gestos de cariño de los más de doscientos admiradores que se dieron cita, pero en el exterior Sienna fue vista acurrucándose al lado de Jude antes de que el coche en el que estaban saliese disparado hacia el hotel Savoy

Y este fin de semana se ha vuelto a repetir aparición, en esta ocasión en una fiesta organizada en Kabaret’s Prrophecy (uno de los locales nocturnos más exclusivos de la capital británica) por el equipo inglés de cricket para celebrar su victoria contra Australia en el torneo Ashes. Esa aparición pública de la pareja, que según un invitado se mostró como si nunca hubiera habido una crisis -Jude acariciaba con su nariz el cuello de su novia mientras bailaban juntos como si nada hubiera ocurrido y sin importarles el resto del mundo-. Y la sonrisa de Sienna, de quien se había dicho que había encontrado consuelo en la amistad del actor británico Daniel Craig, ex novio de Kate Moss, brillaba aún más que su dorado vestido.

Más sobre: