Sarah Biasini, hija de la inolvidable Romy Schneider, tras los pasos de su madre

—Por lo tanto, siguiendo sus pasos, usted ha aprendido el oficio en una lengua extranjera, en inglés...
—Trabajaba en inglés, pero soñaba con actuar en mi idioma, que es el francés.
—Para avanzar tenía que irse lejos...
—Para avanzar tenía que irme lejos y sentirme libre. Era una forma de protegerme.

Instintiva y natural
—¿Tiene usted la sensación de que en el teatro, donde no se puede engañar, esperan que dé un paso en falso?
—Decir que esperan que "dé un paso en falso" equivale a pensar que podría haber una intención malévola, y estoy segura de que no es así. Digamos más bien que voy a provocar un efecto de curiosidad, eso sí, lo cual es natural.
—Al ir a ver a la hija de Romy Schneider, ¿qué van a descubrir los espectadores curiosos?
—Trato de ser una actriz instintiva y natural. Tengo ganas de ser sincera. Espero que el público descubra a una actriz que actuará de forma absoluta, sin límites ni barreras.
—¿Cómo actuaba su madre? ¿Con la misma intensidad?
—El ejemplo de mi madre es un estímulo para mí. Me motiva a superarme. Me inspira una gran admiración y un respeto infinito.
—Debuta con una comedia. Su madre hizo muy pocas.
—Al comienzo de su carrera trabajó en muchas comedias. Cuando uno es joven se siente más ligero.

’Me gustaría encontrar mi lugar’
—¿Dónde estará usted dentro de, digamos, cinco años?

—Me veo trabajando en Francia, pero también en el extranjero. Hablo inglés y también alemán, italiano y español. Me siento europea. Me gustaría encontrar mi lugar y moverme, no estar permanentemente en un sitio. Seguir viajando y actuar.
—¿Actuar durante toda su vida? Entonces, ¿no piensa abandonar una profesión que no ha elegido por casualidad?
—Así es, no hago comedia por casualidad. Uno se define por lo que hace. El oficio de actor, de actriz en mi caso, es de utilidad pública. Sirve al bienestar de todo el mundo.
—¿Actuar es su principal ocupación?
—Actuar es mi ocupación principal y mi actividad fundamental. Me encanta actuar. En realidad, quiero recuperar el tiempo y no ahorrar fuerzas. Quiero vivir varias vidas en una sola.

Más sobre

Regístrate para comentar