George Clooney, un seductor en Venecia

Venecia era su ciudad e Italia su patria. Hablamos de Giacomo Casanova, aventurero y libertino universal. El país transalpino se ha convertido desde hace tres años en la segunda patria de otro conocido seductor, George Clooney, que vive varios meses al año en su 'Villa Oleandra', su mansión a orillas del lago de Como, y Venecia también ha sido su ciudad, al menos por unas horas, las que tardó en llegar, ver y vencer.

El actor presentaba en el marco de la 62ª edición de la Mostra su segunda película como director, Good night and good luck que compite por el León de Oro del festival. Y el recibimiento fue apoteósico. Asediado por fotógrafos y admiradoras desde su llegada al Lido en una lancha conducida por él mismo, el humor fue el arma utilizada por el guapo soltero de oro (recientemente rompió por segunda vez su relación con la modelo británica Lisa Snowdon) , que con gestos divertidos, bromas, y la mano cansada de firmar autógrafos, campeó la situación de delirio que se vivió ayer e la cuidad de los canales.

El ahora actor-director consiguió además que la critica especializada acogiera su filme con cinco minutos de aplausos tras la proyección así que su candidatura a ser uno de los triunfadores del certamen es real. "Buenas noches y buena suerte". Con esas palabras daba por finalizado su programa cada noche el famoso periodista estadounidense Edward R. Murrow, "un héroe que se enfrentó al senador Joseph McCarthy y sus famosas listas negras", explicó George Clooney. Buenas noches y buena suerte es también el título de su película ambientada en el mundo de al televisión en tal periodo político y rodada en blanco y negro para acomodarlo a la época. "Es mi forma de expresar el convencimiento de que hoy día, puede hacerse otro tipo de televisión, una televisión en la que prime la información y el afán de servicio frente al puro entretenimiento, como la que pretendía Murrow", señaló.

Y ese mundo del que habla lo conoce el actor en profundidad porque su padre ha sido periodista durante más de treinta años: "Mi juventud transcurrió a la sombra del periodismo televisivo. Crecí con el convencimiento del valor de la información y del papel que ésta tiene frente al poder. Mi padre basó su carrera en estos valores, y esta película, en concreto es mi personal homenaje a los periodistas que como Murrow, y también como mi padre, deben ser recordados por su contribución a la libertad".

Más sobre: