Michelle Pfeiffer, víctima de un robo en Londres

Ni respeto tienen ya los rateros por Lady Halcón; ni piedad por Catwoman; y es que Michelle Pfeiffer ha vivido un desagradable incidente del que ha sido víctima y testigo a la vez: le robaron el coche, un Range Rover valorado en 60.000 euros, en su presencia. Y ni siquiera se percató. Ocurrió en Londres, donde la bella actriz californiana se encuentra rodando su última película, I Could Never Be Your Woman. El martes por la mañana, Michelle Pfeiffer decidió visitar Candem Market, uno de los mercadillos londinenses más populares. Para la ocasión, eligió una ropa muy austera, unas gafas de sol y un sombrero para pasar inadvertida y poder disfrutar de una relajada mañana de compras. Y lo logró... hasta que volvió a su vehículo y, ayudada por su chofer, comenzó a meter paquetes en el maletero.

Sin vuelta atrás
En ese momento, un hombre se acercó a ellos y les dio conversación; una conversación que sólo perseguía un fin: distraerles mientras otro hombre se introducía en el coche y arrancaba, mientras su compañero se lanzaba a la carrera al interior del coche. Testigos presenciales afirman que la actriz se lo tomó con enorme deportividad y que, después del susto inicial "se sintió tranquila porque nadie había resultado herido". Tuvo que aguardar hasta que un Mercedes llegó para "rescatar" a la actriz del mercadillo y devolverla al set de rodaje. Un susto para ser contado...

Más sobre: