¿Quién diría que aquella tierna niña que celebraba su séptimo cumpleaños se convertiría en una de las actrices más solicitadas de Hollywood? Hace unos meses Angelina Jolie quiso compartir con los espectadores de "Inside the Actor´s Studio" las fotos de su álbum familiar, imágenes en las que aparece junto a su padre, Jon Voight, con quien no se habla desde hace cuatro años (Angelina se crió en Nueva York junto a su madre, y su hermano, después de que Jon Voight les abandonara. Estuvieron muchos años sin hablarse y, aunque hace tres años parecía que las cosas marchaban mejor entre ellos -incluso trabajaron juntos en Tomb Raider-, la historia no tiene por el momento un final feliz) su madre, la que fuera modelo Marcheline Bertrand, de quien sin duda heredó sus rasgos, y su hermano, James, a quien está muy unida.

Angelina, es hoy una estrella (cobró por su participación en Sr. y Sra. Smith 20 millones de dólares), y su supuesto romance con Brad Pitt lleva meses apareciendo en las portadas de los rotativos de todo el mundo. Dos matrimonios, con Jonny Lee Miller y Billy Bob Thornton, numerosos tatuajes (algunos de ellos ya borrados), pactos de sangre con sus parejas, tumbas pareadas como regalos de aniversario, y un largo etcétera hicieron que su fama de rebelde la precediera. Sin embargo, en los últimos años, su trabajo como embajadora de buena voluntad de Naciones Unidas y especialmente la adopción, primero de Maddox, y mucho más recientemente de Zahara, han aquietado su espíritu, haciendo de ella una mujer entregada, centrada y feliz en su condición de madre.

Más sobre

Regístrate para comentar