Radical ha sido el cambio en la vida de Ben Affleck. Hace dos años copaba las portadas de la prensa por su inminente boda con Jennifer López, y ese mismo acoso mediático acabó con la suspensión del enlace pocos días antes de celebrarse. Hace uno comenzó a salir con otra Jennifer, en este caso apellidada Garner, en abril se comprometieron, a principios de julio se daban el ‘sí quiero’ en una íntima y romántica ceremonia celebrada en el lujoso complejo turístico de Parrot Cay, en la islas caribeñas de Turcos y Caicos, y la confirmación de dicha unión llegaba acompañada de la noticia de su próxima paternidad (los rumores apuntan a que será una niña). Y ahora ha llegado el momento de que Jennifer Garner utilice sus primeros vestidos premamá. Así se dejó ver, luciendo embarazo, mientras muy feliz y sonriente acudía a visitar a su marido en un descanso del rodaje de Love Made Easy en West Hollywood.

El estado de buena esperanza de la actriz no es impedimento, por otro lado, de que siga interpretando su papel en la serie Alias, ya que sus productores adaptarán el guión a la nueva situación conscientes de que existe una más que palpable expectación por seguir la evolución de su embarazo, lo que repercutiría en el éxito de la serie. Además, la actriz y Ben Aflleck han expresado su deseo de volver a trabajar juntos en la segunda parte de Daredevil, en la que sería su primera aparición juntos en la gran pantalla como marido y mujer. "Ben dice que apenas están planeándola, pero tiene mucha esperanza en que se haga. Será muy divertido trabajar juntos, y sobra decir que además será conveniente", dijo Jennifer en una entrevista.

Más sobre

Regístrate para comentar