Julia Roberts rueda un vídeo musical con Dave Matthews

Cada vez parece más seguro que Julia Roberts encontró en la maternidad el papel que tantos años llevaba soñando. El nacimiento el pasado mes de noviembre de sus gemelos, Phinnaeus y Hazel, se ha convertido en un definitivo punto de inflexión en su carrera. Desde su matrimonio con el cámara Daniel Moder, en julio de 2002, la actriz no se ha prodigado en sus apariciones en la gran pantalla. De hecho, Ocean's Twelve, junto a sus amigos George Clooney y Brad Pitt, fue el último gran rodaje en el que se ha embarcado Julia Roberts, a la que muchos han dado por calificar, a la vista de su caché, la mujer más poderosa de Hollywood. Parece ser que ahora, con 37 años, felizmente casada y madre de dos niños preciosos, la actriz ha decidido tomarse la vida con más calma.

Apuesta por Broadway
Desde su rancho de Taos (Nuevo México), donde se ha refugiado con su familia, la "Novia de América", decide sin precipitación sus próximos pasos en el mundo del show business. De tanto en tanto realiza una escapada, como el rodaje de un vídeo del cantante Dave Matthews; pero no parece interesada en volver a protagonizar, por el momento, grandes superproducciones del celuloide. A lo que ha dicho "sí", y parece ser que ya ha comenzado a ensayar, es a su debut teatral en Broadway. La obra Tres Días de lluvia, según publican diversos medios internacionales, podría ser la última oportunidad para ver a Julia Roberts haciendo lo que, desde los diecinueve años, demostró que sabía hacer como nadie: actuar. Este drama generacional podrá disfrutarse a partir de marzo de 2006. Julia Roberts ha confesado sus nervios a subirse a un escenario, "pero el terror es parte de la emoción", ha confesado.

Más sobre: