Nicole Kidman niega un romance con el cantante de country Keith Urban

Que no se asusten los seguidores de Nicole Kidman, la actriz no se retira definitivamente, pero sí tiene intención según ha comentado de alejarse un tiempo de la gran pantalla para poder pasar más tiempo con sus hijos, Isabella, de doce años y Connor, de diez, adoptados durante su matrimonio con Tom Cruise, de quien por cierto pronto será vecina ya que acaba de comprar una mansión a poca distancia de la de su ex marido en Berverly Hills para que los niños puedan estar con su padre. "Vivir cerca es lo mejor que ambos pueden hacer por los niños. Han dejado de lado sus diferencias para que los pequeños puedan estar cerca de sus padres", ha declarado una fuente allegada a la actriz al diario británico Daily Mail.

Niega que esté saliendo con Keith Urban
Y eso que según acaba de reconocer la bella actriz en una entrevista al rotativo Mail on Sunday, tras su separación estuvo durante meses en pijama: "No quería vestirme ni peinarme", afirma, y confiesa que desde entonces no ha tenido ninguna amistad masculina profunda (salió unos meses con Lenny Kravitz, luego se la relacionó con Steve Bing, padre del hijo de Liz Hurley, y acaba de negar rotundamente los rumores que la relacionaban desde hace unos días con el cantante australiano de country Keith Urban).

Rodaje en Nueva York
Después de protagonizar ocho películas en dos años y de tener pendientes de estreno otras cuatro, la actriz australiana necesita un merecido descanso: "Será un periodo prologado. Puede ser un año, pueden ser dos", ha comentado. Mientras llega el momento, Nicole está inmersa en el rodaje en Nueva York de la que podría ser, por el momento, su última película, Fur, en la que dará vida a la controvertida fotógrafa Diane Arbus.

Su deseo de ser madre
Y quizá en este periodo de relax, Nicole, de 38 años, pueda realizar uno de sus sueños, ser madre. Me encantaría. No sé si ocurrirá, pero sería muy, muy feliz ". Para ello, sin embargo, la actriz deberá encontrar a un "con un tipo normal al que no le gusten esas cosas", afirma refiriéndose a los hombres a los que les gusta salir en los periódicos o con afán de poseer, porque no le gustaría tener un hijo sin "papá".

Kidman se consuela pensando que no es la única que se encuentra sola: "Tengo muchas amigas que se sienten solas. Todas estamos luchando. No conozco a nadie que diga: "Soy totalmente feliz. Todo es perfecto en mi vida", y alaba el momento que atraviesa: "Es maravilloso poder hablar a otras madres solteras o de cierta edad. Las mujeres son fantásticas tras cumplir treinta y cinco años", a pesar de que, según parece ha sido rechazada para interpretar a a Heidi Fleiss, la madame de Hollywood -entre cuya clientela se encontraba gran parte del star-system- por ser "demasiado mayor". Los productores han preferido ofrecerle el papel a Hilary Swank.

Más sobre: