Scarlett Johansson, ejemplo de solidaridad con Londres

La actriz sorprende... y no sólo por su radiante belleza, evidente en películas como La joven de la perla o Lost in Translation. No. Scarlett Johansson sorprende además por su increíble madurez, a pesar de que en su próximo cumpleaños (en noviembre) tan sólo soplará veintiuna velas. En una semana llena de actividad, en la que se la ha podido ver en el estreno neoyorquino, en el Ziegfeld Theatre, de La isla, junto con su compañero de reparto Michael Clarke Duncan, conocido por su impecable interpretación en La milla verde, la actriz fue muy precisa a la hora de hablar de su próximo proyecto. Rodar, bajo las órdenes de Woody Allen, en Londres. A pesar del atentado terrorista del 7-J que tiñió de luto y desolación la capital británica, ella (en un ejercicio de valentía y generosidad con el pueblo británico) ha declarado que va a continuar adelante con esta película y que, sin duda, viajará a Londres en los próximos días: "Londres es una ciudad divina. Es tan segura como cualquier otro lugar. El espectáculo debe continuar..."

Una película sin título
Ser "Chica Allen" es uno de los más grandes privilegios con los que cualquier actriz puede soñar. Y Scarlett Johansson no iba a ser menos en esta escuela de buen cine y seducción ante la cámara que supone trabajar con el veterano cineasta neoyorquino. Tras la última película rodada juntos, Match Point, (2005), tanto al director como a la actriz les han quedado ganas de seguir colaborando juntos. Y parten a Londres para rodar una película aún sin título. Ante tanto trabajo, a la actriz no le queda hueco en su apretada agenda para 2006, porque además del proyecto con Woody Allen está embarcada en una película con Brian de Palma y un largometraje de Barry Levinson basado en una obra del recién fallecido Arthur Miller.

Más sobre: