Se subastan las pertenencias de Marlon Brando un año después de su muerte

Casi un año después de la muerte de Marlon Brando a los 80 años, numerosos objetos personales del que fuera uno de los grandes de Hollywood serán subastados por la casa Christie’s. Serán un total de 320 lotes que hasta el momento habían estado expuestos en Nueva York en los que hay de todo, desde permisos de conducir de California, con un precio de salida de 250 y 415 euros hasta el seguro de su Lexus LS430 pasando por tarjetas de descuento de grandes almacenes, unos bongos cubanos que le regalaron en 1956, su futbolín, gorras de béisbol, más de tres mil libros, el documento que acreditaba su alergia a la penicilina, sus anotaciones en el guión de El Padrino o la carta que Mario Puzo le envió asegurándole que era el único actor capaz de dar vida al personaje de su novela de 1969.

Todo un paraíso para los seguidores del actor quien según dicen, afirmó "Me robarán hasta los botones de la camisa" cuando dio instrucciones para dejarlo todo preparado tras su muerte. Ahora, su casa de Mulholland Drive ha sido desmantelada para vender los muebles, joyas, artesanía de los indios americanos, a los que tanto defendió y otro sin fin de objetos que hoy no tendían ningún valor si no fuera porque un día los tocó uno de los mejores intérpretes de todos los tiempos. La prestigiosa casa de subastas espera una recaudación cercana al millón de dólares

Más sobre: