Después de unos idílicos y románticos días por Roma, donde los premios de cine italiano David de Donatello fueron escenario de la presentación oficial de la nueva novia de Tom Cruise, la joven actriz Katie Holmes, la pareja ha vuelto a aparecer en público. Esta vez ha sido en la gala Legends Ball, organizada por la estrella de la televisión norteamericana, la presentadora Oprah Winfrey, en el complejo Bacara Resort&Spa de Santa Bárbara, en California.

Muchos fueron los rostros conocidos que no se quisieron perder esta cita, sin embargo, Tom Cruise y su joven compañera, acapararon los flashes y la atención de la prensa congregada en el acto. Katie Holmes, muy elegante con un vestido blanco con incrustaciones de pedrería, derrochó simpatía y amabilidad ante los periodistas que, insistentemente, pedían a los dos enamorados un gesto de cariño, a lo que la actriz respondió besando tímidamente en la mejilla al protagonista de Misión Imposible.

Oprah Winfrey, anfitriona del evento, acudió con un traje rojo que dejaba al descubierto los hombros. La popular periodista quería con esta fiesta rendir un sincero homenaje a 25 mujeres de color que han abierto las puertas a las generaciones futuras, entre las que se encuentran Diana Ross, Coretta Scott King, Maya Angelou o la cantante Tina Turner, que con un espectacular vestido negro, con cuerpo de terciopelo y gran escote, demostró que los años no pasan por ella y que sigue con la misma vitalidad, garra y belleza que siempre le han caracterizado.

El lujo y el glamour corrió a cargo de grandes invitadas al acto entre las que se encontraban la modelo Naomi Campbell y la oscarizada actriz Halle Berry, que optaron por deslumbrantes conjuntos en color blanco, o la cantante Mariah Carey, vestida con un ajustado traje negro, palabra de honor y encaje blanco en la parte inferior.

Más sobre

Regístrate para comentar