Brad Pitt y Angelina Jolie juntos de vacaciones en África

Brad Pitt, que después de algunos intentos de reconciliación parece ya convencido de que su matrimonio con Jennifer Aniston no tiene solución y compró recientemente una mansión en Malibú para establecer su nueva residencia, ha estado en Etiopía como embajador de Data, una organización fundada por el cantante Bono, para promocionar una campaña contra la pobreza. A su regreso de tierras africanas se le pudo ver paseando por la calle con aspecto avejentado. Su nueva imagen, para tranquilidad de sus seguidoras, no responde a los problemas que está atravesando su vida personal, sino a una curiosa sesión de maquillaje a la que se sometió en Los Angeles, quizá con motivo de una nueva película, aunque, según asegura la prensa internacional, entre sus planes más próximos estaría el de tomarse más tiempo para sí mismo y recorrer Estados Unidos en su moto acompañado por su hermano. Angelina, por otro lado, fue vista a la salida de una conferencia que ofreció a los alumnos del prestigioso Actors Studio, de Nueva York, muy bronceada, feliz y sonriente tras los días de vacaciones, mientras que Jennifer Aniston, por el contrario, aparecía con semblante serio acompañada por el actor Vince Vaughn, con quien ya fuera vista a la salida de un hotel de Los Angeles poco después de anunciar su separación. Las imágenes podrían corresponder también a alguna escena de la película que ambos ruedan juntos bajo el paradójico título de «La ruptura», sobre una pareja que decide poner fin a su relación, pero los medios internacionales apuntan a que está desolada por la situación. En estos momentos, Jennifer ha encontrado consuelo y apoyo en su gran amiga y confidente Courteney Cox, de cuya hija de diez meses, Coco, fue madrina de Bautismo hace dos semanas. Al lado de la casa de ésta, también en las playas de Malibú, acaba de comprarse la estrella de «Friends» una mansión valorada en nueve millones de dólares para tenerla cerca y que la ayude a sobrellevar la separación.

Más sobre: