Nicole 'en rosa y terciopelo'

Terciopelo azul de Azzaro para una noche en la que la alfombra roja se desplegó al paso de su ‘glamour’, pero Nicole Kidman dejó claro a sus admiradores, por si había alguna duda, que el rosa es su color favorito. La actriz, de 37 años presentó en Londres su nueva película, La intérprete, y se cercioró de que todo el mundo se fijara en el lazo rosa que llevaba anudado a la muñeca a favor de la lucha contra el cáncer de mama (enfermedad que la actriz conoce bien ya que su madre, Janelle, la padeció hace unos años).

Pero no sólo la ‘sencilla pulsera’ de Nicole llamó la atención, también lo hizo su radiante aspecto. Y es que había pasado el día mimándose en el spa del exclusivo hotel Dorcherster, manicura, tratamiento facial, pedicura y tratamientos con algas incluidos. En la La intérprete Nicole, quien debe parte de su esplendor a su romance con el productor y multimillonario Steve Bing, da vida a una traductora de Naciones Unidas que accidentalmente es testigo de un complot para asesinar a uno de los miembros de la ONU. En el filme, el primero rodado en la sede de la organización, la actriz comparte cartel con Sean Penn a las órdenes de Sydney Pollack, a quien ya conocía pues ambos trabajaron como actores en la película Eyes Whide Shut .

"Nic, como quien dice, se deja llevar por el impulso, mientras que Sean es más cerebral, le gusta conocer todo lo que va a pasar para estar seguro de sus parámetros. Pero ambos funcionan juntos a la perfección", afirma Pollack del filme. Sobre su compañero de reparto, Nicole afirma: "Es extremadamente generoso como actor, lo que mejor que puedes pedir cuando trabajas con alguien. Soy afortunada porque he tenido la suerte de trabajar con los mejores". El próximo estreno de la actriz australiana será Embrujada, una adaptación de la famosa serie de televisión de los años sesenta: "Otro guión fascinante y

Más sobre: