Sandra Bullock, irreconocible

Entre una imagen y otra han pasado tan sólo unos días. Pero no se asusten los seguidores de Sandra Bullock, que la actriz sigue luciendo su morena melena en la vida real porque, el otro look, el del pelo corto y el aspecto algo desgarbado, sólo tiene que ver con el rodaje de su nueva película. La actriz está inmersa en la producción de Every Word is True en Brooklyn.

A sus cuarenta años, Sandra Bullock vive un excelente momento personal junto a su novio, el mecánico y motorista Jesse James, y profesional ya que después del estreno de Miss Agente Especial 2 tiene varios proyectos en cartera. Lanzada a la fama por las comedias románticas, la actriz está inmersa en otras facetas de la industria como la producción -además de filmes, también ha producido el programa de televisión ‘George López’-. Decidida además a dar un giro a su carrera, quiere hacer frente a otro tipo de papeles más dramáticos y alejados de lo que ha hecho hasta ahora: "Ya no me interesa hacer cosas seguras. Si no te da miedo, entonces no estás haciendo lo correcto", y añade "Ahora estoy mirando las cosas desde un punto de vista general y preguntándome: ¿cuál es la historia aquí? En vez de sólo concentrarme en mis diálogos y en mi personaje. De nada te vale un buen papel si el resto del filme no te respalda".

El primer caso de este cambio de orientación es precisamente la película Every Word is True, donde Sandra interpreta a Harper Lee, autora de la obra Matar a un ruiseñor, por la que ganó el premio Pulitzer. El filme está basado en la investigación que hizo Truman Capote para su novela A sangre fría sobre el asesinato en 1959 de una familia en Kansas: "Es un papel difícil y muy distinto". Volverá a unirse a Keanu Reeves -junto a quien alcanzó el éxito en Speed- en Il mare, una nueva versión de un filme coreano, y entre sus proyectos como actriz y productora también hay un filme basado en la vida de Grace Metalious, autora de Pleyton Place.

Más sobre: