¿Cómo repartirán Brad Pitt y Jennifer Aniston su inmensa fortuna de 250 millones de euros?

Brad Pitt y Jennifer Aniston siguen adelante con el divorcio. La pareja dorada de Hollywood puso fin a cuatro años y medio de matrimonio y casi siete de relación con un escueto comunicado el pasado 7 de enero y a pesar de los continuos rumores de reconciliación, su decisión siguió adelante. Ahora, tras la demanda presentada por la actriz, ambos han terminado de separar sus caminos, aunque aún queda por ver cómo van a repartir la inmensa fortuna de 250 millones de euros generada durante su unión. No existe contrato pre-matrimonial por lo que podría haberse entablado una batalla judicial sin precedentes pero, al parecer, están dispuestos a llegar a un acuerdo para dividir los bienes comunes al cincuenta por ciento. Los abogados ya están de pleno en el ‘ring’ porque, aún sin saber cómo acabará la cosa, están en juego, entre otras pertenencias:

  • La mansión de Beverly Hills valorada en 14 millones de dólares (11,3 millones de euros). La propiedad tiene 1.200 m2, seis habitaciones, seis baños y su construcción original se remonta a 1934. Brad y Jennifer la adquirieron en 2001 y tardaron tres años en renovarla completamente. El actor, gran apasionado de la arquitectura, participó activamente en su restauración. La casa podría ser el primer escollo para llegar a un acuerdo amistoso ya que es la propiedad más querida para ambos.

  • El yate Kalizma, a sus casi noventa y nueve años uno de los más antiguos a flote del mundo, valorado en cuatro millones y medio de euros ,regalo de Brad Pitt a Jennifer Aniston el pasado verano. La lujosa embarcación fue adquirida en 1967 por Richard Burton como regalo para Elizabeht Taylor por haber ganado el Oscar por la película ¿Quién teme a Virginia Wolf?.

  • La compañía de producción cinematográfica Plan B que fundaron junto al productor Brad Grey. Su primer filme Charlie y la fábrica de chocolate dirigida por Tim Burton y protagonizada por Johnny Depp, tiene previsto su estreno en julio de este año y será distribuida por Warner.

  • Su flota de coches, una de las grandes pasiones de Brad Pitt (también le gustan mucho las motos, y tiene varias en su garaje).

  • Un rancho en Austin (Texas) que el matrimonio adquirió en el año 2000 (el actor siente una gran atracción por el campo ya que vivió en un rancho durante su juventud).

    Más sobre: