Antonio Banderas, fiel a su cita con la Semana Santa malagueña

Fiel a su cita con la Semana Santa malagueña, Antonio Banderas viajó desde su residencia en Estados Unidos con su mujer, Melanie Griffith, y su hija, Stella del Carmen, para participar activamente en sus actos. El domingo por la mañana ejrerció como mayordomo del trono de María Santísima de Lágrimas y Favores, una de las titulares de las Cofradías Fusionadas de Málaga, durante el rosario de la aurora en el que recorrió las calles del casco histórico de la ciudad. El comienzo de la procesión estaba previsto para las ocho de la mañana, pero el actor llegó veinte minutos antes a la Iglesia de San Juan acompañado por Stella del Carmen, así como por su padre, José, y los dos hijos de Melanie nacidos de anteriores relaciones, Alexander y Dakota.

Para actuar de mayordomo (figura encargada de dirigir el trono con toques de campana) el actor vistió con una túnica y cubrió su rostro con un capillo verde que sólo dejaba ver sus ojos. El trono con el que sale esta procesión fue estrenado el pasado año después de haber sido sufragado por el propio Antonio Banderas y un grupo de cofrades de esta hermandad. De estilo neobarroco con metal plateado, tiene el palio verde oscuro, al igual que el manto de la Virgen, y es portado por 180 personas.

Por la tarde, Antonio, nuevamente acompañado por su esposa y su hija, siguió desde un balcón la procesión del Domingo de Ramos. El actor tiene previsto permanecer en su ciudad natal toda la semana, y seguirá las procesiones, además de volver participar de nuevo como mayordomo el Miércoles santo en la procesión del Cristo de la Exaltación, otro de los miembros titulares de las Cofradías Fusionadas.

Más sobre: