Brad Pitt, Angelina Jolie y Jennifer Aniston, cita en Las Vegas

Son los tres personajes más buscados y perseguidos de los últimos meses, un triángulo amoroso que ha copado las portadas de los rotativos de todo el mundo y que sigue despertando el interés de todos los medios de comunicación. De ahí la expectación que había desde hace unos días con motivo de la celebración de la convención anual de la industria cinematográfica estadounidense denominada "ShoWest", que reúne a personalidades y profesionales del séptimo arte en Las Vegas. Y es que, se presumía que Jennifer Aniston, Brad Pitt y Angelina Jolie, coincidirían en la misma ciudad el mismo día en el marco de dicha reunión aunque en distinto actos, como así fue.

La estrella de Friends recibió emocionada un galardón como Estrella Femenina del Año (Matt Damon recogió el mismo premio en su versión masculina) mientras que su todavía marido, Brad Pitt, asistía a la cena que los estudios Fox ofrecieron a las estrellas de sus próximos estrenos para promocionar el filme Mr. and Mrs.. Con él estaba su compañera de cartel, Angelina Jolie.

El morbo, pues, estaba servido, ya que, como se recordará, el nombre de la protagonista de Tomb Raider se apuntó como motivo de la ruptura del actor y Jennifer Aniston el pasado 7 de enero. Angelina negó tajantemente los rumores de una posible relación nacida a raíz de haber rodado juntos dicha película la pasada primavera. La preocupación y la indignación porque su nombre se relacionara con la ruptura de una de las parejas más admiradas de Hollywood la llevaron a declarar lo siguiente: "No soy ninguna destroza hogares". Nunca haría algo así. Estoy muy molesta. Considero a Brad y Jen amigos míos, y ellos lo saben. Siento vergüenza y frustración cuando escucho los mensajes de mis amigos y mi familia todo el día preguntando. No lo pienso tolerar. Si no lo impido se repetirá. Tengo que pararlo ya. Son amigos míos. Esa historia es pura ficción".

Angelina, hoy en día centrada en su labor como embajadora de buena voluntad de Naciones Unidas, aseguraba entonces: "Me han pintado como si fuera la bruja malvada del Oeste y una destructora de matrimonios. Pero todo lo que he sido para Brad es un hombro sobre el cual llorar. Estuve ahí para tratar de ayudarle en su dolor. El tiene muchas ganas de ser padre y está muy confundido emocionalmente por no poder lograrlo".

Más sobre: