Paul Newman deja el cine y las carreras por su mujer

Dejará dos de sus pasiones, el cine y el automovilismo, para dedicar más tiempo a la tercera y más grande de todas ellas, su esposa, con la que lleva casado 47 años. Así lo ha anunciado Paul Newman, leyenda viva de la gran pantalla quien, a sus 80 años recién cumplidos, afirma que su interés por el séptimo arte y por los coches "está disminuyendo".

No obstante la estrella con los ojos más cegadores del celuloide planea participar en una película más como despedida. Aunque no ha revelado cuál será, ha insinuado que el proyecto podría suponer su reaparición junto a su gran amigo Robert Redford, con quien compartió cartel en Dos hombres y un destino y El golpe: "No me gusta hablar de nada hasta que se firmen los documentos, pero buscamos algo desde hace veinte años y ahora estamos acentuando la búsqueda. Espero que de algún fruto".

Newman comenzó su carrera en 1954 con The silver chalice y es aficionado a las carreras desde que protagonizó el filme Winning en 1969 y aún compite. En enero salió ileso cuando el vehículo que probaba se incendió en el circuito de Daytona. "Joanne -señala refiriéndose a su esposa- es la directora artística de la Westport Country Playhouse (un teatro cerca del hogar de la pareja en Connecticut) y sus deberes finalizarán este año. Si yo abandono las carreras, los dos pasaremos más tiempo divirtiéndonos", agregó.

Más sobre: