Alejandro Amenábar: 'En Hollywood me siento como una merluza'

'En Hollywood me siento como una merluza'
A pesar de su éxito al otro lado del Atlántico, Amenábar aseguró que en Hollywood se siente como una merluza: "Así te sientes cuando te llevan de un sitio para otro y eres el director del que se olvidan la cara. Después de besugo o el rodaballo, después de los actores, de ir detrás de Javier, en el que se fija todo el mundo, pues llegaba yo, la merluza". Algo que tampoco le importa mucho ya que está deseando recuperar su anonimato: "Espero que después de esto pueda seguir saliendo a la calle y seguir mirando a la gente en lugar de que me miren ellos a mi".

Tampoco se ha planteado su salto a Hollywood: "No tengo agente en Estados Unidos, pero consideraría cualquier cosa siempre que me sintiera conectado con el material, que nos es algo que me haya pasado por ahora. Hasta el momento he escrito yo mis propios guiones". El Oscar, de todas formas, dice Alejandro, "es el premio definitivo para cualquier cineasta, porque hablar de él es hablar de un icono y una tradición".

El director estuvo en la ceremonia acompañado por el productor Fernando Bovaira aunque reconoció haber echado de menos a Javier Bardem, la primera persona a quién llamó tras recoger el premio, "luego llamé a Belén Rueda", y recordó los aplausos que hubo en el auditorio al actor español cuando él pronunció su nombre en el discurso de agradecimiento: "el aplauso demostró que Javier fue uno de los injustamente excluido en las nominaciones".

Más sobre: