Las espectaculares joyas que se lucieron en la noche de los Oscar

Kirsten Dunst , que llevaba un vestido negro de Chanel, lució unos pendientes de diamantes de talla rectangular valorados en más de 17 mil euros, y una espectacular pulsera de diamantes con talla en rosa cristal de roca valorada en 190 mil. Estrellas como Kate Winslet y Halle Berry iniciaron su preparación a los Oscar colaborando con joyeros en el diseño de piezas exclusivas con diamantes. La mujer de Sam Mendes trabajó a fondo con Neil Lane, uno de los joyeros favoritos de Hollywood, para crear un look de diamantes de la cabeza a los pies, diseñando orquillas en forma de "s" para el pelo, dos broches de diamantes de cinco quilates para adornar los tirantes de su vestido, dos pulseras a juego de cuarenta quilates cada una, y unos espectaculares pendientes de platino con diamantes de cinco quilates, que le fueron entregados la víspera de los Oscar. La protagonista de "Monster’s ball" y Lorraine Schwartz crearon unos pendientes marrones en talla briolette en exclusiva para ella. Gwyeneth Paltrow llevó una pulsera de diamantes única hecha por encargo y pendientes de aro de diamantes en forma de lágrima de la firma Damián. Drew Barrymore, por ejemplo, lució pendientes de diamantes en carrousel blanco y negro con un total de cuarenta quilates de Neil Lane y pulsera con broche de diamante en talla brillante de Harry Winston.

Una de las actrices que más valor lucía en joyas fue la británica Helen Mirren. La actriz llevaba una gargantilla de diamantes de 25 quilates valorada en 118 mil euros con un diamante central blanco de cinco quilates, una cadena de diamantes de 56 quilates valorada en 95.000 euros, pendientes colgantes de diamantes de los años veinte valorados en 110.000 euros, y una pulsera de diamantes valorada en 29.000 euros. La cantante Gwen Stefani se decantó por la firma Van Cleef & Arpels: pendientes de bola con un diamante de 3 quilates con talla redonda valorados en 132.000 euros, reloj de diamantes de Lugo Pampille montado en oro blanco valorado en 62.000 euros, y anillo de flor de loto con diamante y oro blanco valorado en 12.600 euros. Rebecca de Mornay, por su lado, lelvó una gargantilla de diamantes chakra con un total de 6,51 quilates, valorada en 27.000 euros y pendientes de diamantes chakra con un total de 2,45 quilates valorados en 9.000 euros. Todo de Damián.

Los hombres también llevan joyas
Los hombres también lucieron algunas de las joyas más espectaculares de la velada. Y es que, los diamantes han dejado de ser sólo "los mejores amigos de las chicas", como decía Marilyn, para convertirse también en patrimonio masculino. Así Leonardo DiCaprio llevó unos gemelos de diamantes de cuatro quilates con talla esmeralda montados en oro blanco valorados en 18.000 euros de Jacob the Jeweler. Don Cheadle llevo, de la firma Chris Aire, un único aro empedrado de diamantes, un reloj de diamantes Aire Traveler valorado en 24.000 euros y gemelos de diamantes de grado D sin impurezas con un total de 1,5 quilates, valorados en 11.300 euros.

Chris Rock, Morgan Freeman, ganador del Oscar por su papel en Million Dollar Baby llevó un reloj de diamantes exclusivo de gran tamaño Cartier Pasha 42 y pendiente de diamante de bola usado como botón superior en la chaqueta. Jamie Foxx, triunfador de la noche con su papel de Ray lució un reloj de diamantes blanco y negro valorado en 43.000 euros, anillo de diamante montado en platino y oro rojo valorado en 8.300 euros, y gafas de sol con toques de diamante. Todo de Chris Aire.

Más sobre: