Oscar de honor a Sydney Lumet y emotivo recuerdo a los que nos dejaron

En la gran fiesta del cine se han vivido también momentos de emoción. Como ya es tradicional, uno de ellos ha sido la entrega del Oscar de honor de este año, que ha sido para Sydney Lumet, de 81 años, actor, productor, director y guionista, que ha dedicado toda su vida al cine con trabajo como Asesinato en el Orient Express o Panorama desde el puente y que había obtenido cinco nominaciones a lo largo de su dilatada carrera sin materializar ninguna de ellas. . Al Pacino ha sido el encargado de entregarle el premio: "No se honra a los años, sino a la calidad y es lo que hace la medida de un artista", ha dicho el actor.

"Desde mi primera película tuve la suerte de que me nominaran, así que pude fantasear con el discurso. Cuando me llamó Frank Pierson, presidente de la Academia, también empecé a prepararlo pero me di cuenta de que no me cabían todos los agradecimientos que tenía que dar. En general le doy las gracias al cine, tengo la mejor profesión del mundo, y sobre todos a aquellos que han pagado un precio más alto que yo, Paidy, Emmy y Jamie".

El premio especial Jean Herlshon ha recaído en Roger Mayer por su contribución a la conservación de las películas. Le ha entregado la estatuilla Martin Scorsese en un momento de la ceremonia en la que su película, El aviador llevaba cinco de las once estatuillas a las que optaba. Otro de los momentos más emotivos de la noche se ha producido cuando Annette Bening ha subido al escenario para presentar "In memoriam", el recuerdo a los que nos dejaron este año. Las imágenes en la pantalla de Janeth Leigh, Christopher Reeve y Marlon Brando, son las que más aplausos despertaron entre los presentes.

Más sobre: