Noche de sorpresas en la entrega de los premios Bafta

Los premios más importantes del cine británico trajeron no pocas sorpresas. En una ceremonia celebrada en el cine Odeon de la plaza Leicester, en pleno centro de Londres, algunos de los máximos favoritos tuvieron que volver a casa con las manos vacías.

La película El aviador, que junto a Million dollar baby, se perfila como la principal candidata a triunfar en la próxima entrega de los Oscar, tuvo que conformarse con cuatro estatuillas de las 14 nominaciones con las que contaba. De hecho, ni el actor Leonardo DiCaprio, ni su director, Martin Scorsese, lograron el premio que esperaban. Aunque, eso sí, la cinta obtuvo el galardón a la mejor película y Cate Blanchett se hizo con el premio a la mejor actriz secundaria, además de conseguir los de mejor vestuario y mejor peluquería y maquillaje. Blanchett, quien eligió un vestido largo color marfil con perlas incrustadas, mostró su agradecimiento hacia la genial intérprete Katharine Hepburn, a quien da vida en la cinta, "preparó el terreno para las mujeres que trabajan hoy en el cine".

El premio al mejor actor recayó en Jaime Foxx por su interpretación del músico ciego, Ray Charles en el largometraje Ray, film que también obtuvo un Bafta al mejor sonido. En la categoría de mejor actor secundario, la estatuilla fue para Clive Owen por su trabajo en Closer, película en la que comparte cartel junto a estrellas como Natalie Portman, Jude Law y Julia Roberts.

Otra de las grandes sorpresas de la noche vino con la entrega del Bafta a la mejor interpretación femenina. Entre las candidatas, la gran favorita era Kate Winslet, quien contaba con dos nominaciones por su labor en los filmes Finding Neverland y Eternal Sunshine of the Spotless Mind. Sin embargo, el premio fue para Imelda Staunton por su papel en Vera Drake una de las grandes ganadoras de la noche, pues también obtuvo el premio al mejor director para Mike Leigh. Precisamente la actriz, que lucía un vestido de seda verde y gasa, de corte bajo, comentó sobre quien la dirigió: "Es un genio, y trabajar en esta película, un sueño hecho realidad".

Una ceremonia que no quisieron perderse varios de los rostros más conocidos de Hollywood, entre ellos, el ya nombrado Leonardo DiCaprio, así como Keanu Reeves, Richard Gere, o Goldie Hawn junto a Kurt Russell. Tampoco faltó a la cita la modelo Claudia Schiffer, quien ya la noche anterior había acudido a una fiesta con fines benéficos, previa a la entrega de premios del cine británico.

La película del brasileño Walter Salles, Diarios de motocicleta obtuvo el Bafta a la mejor película de lengua no inglesa, galardón al que también optaba el director español Pedro Almodóvar con La mala educación.

Más sobre: